No se trata de una pollería, sinó que es un bar de tapas hecho restaurante en el histórico barrio del Gancho.

Celia y Alberto, los dueños-cocineros, apuestan por producto selecto en franja asequible, en inspiradas recetas con un punto de inventiva intermedio, que ni deconstruye ni quiere ser tu abuela.

Pollería San Pablo es sinónimo de tapas y platillos sorprendentes. Con una carta dinámica, llena de producto de mercado, chispas creativas y pequeñas influencias foráneas.

Hummus de tomate seco acompañado de chips y regañás

Hummus de tomate seco acompañado de chips y regañás

bollito espacial fresquito y suave. Crema de quesos, aguacate, mostaza y berberechos. Mayonesa de hierbas y sriracha

bollito de longaniza batida

Bollito de longaniza batida

Aquí encontraremos un buen producto y algunas recetas imaginativas, como las alcachofas con crema de patata y cebolla asada, el puerro con pesto de anacardos, rúcula y hierbabuena y el esparrago con escabeche de frutas, pero sobre todo buen producto a precio asequible, como el hummus de tomate seco acompañado de chips y regañás, el cucurucho de migas con cebolla frita, uva garnacha y uva rosada, la ensaladilla de kimchee blanco, las bravas chips, la tostada de arenque ahumado, las salmueras o los bollitos rellenos, por ejemplo, de pollo asado desmigado con salsa casera picante y cebolla frita o de longaniza batida.

Hay opciones veganas y atentas a las intolerancias alimentarias.

mejillones naturales con crema de aguacate y paté de tomate seco

vitrina a tope en polleria san pablo de zaragoza

Montadito de brandada de bacalao con cebolla morada encurtida, pimentón de la vera y aceite de oliva virgen extra

Montadito de brandada de bacalao con cebolla morada encurtida, pimentón de la vera y aceite de oliva virgen extra

Falso ceviche de clochinas (concha fina) con kikos, crema de aguacate, cebolla encurtida y un aliño de aji, sriracha, cilantro y hierbabuena

Todo muy sabroso para invitar a pedir una segunda, tercera, cuarta o quinta ronda. Una suerte de ‘fast food castizo’ que verdaderamente engancha.

Los modernos zaragozanos lo abarrotan, por este rollo retro y lo ajustado de sus precios. En cierta manera es un bar hipster, de manera involuntaria eso sí.

Su popular fachada, los azulejos, el mostrador frigorífico que hace las veces de barra, las ventanas de aluminio, la vajilla de duralex, sus lámparas de tubos fluorescente son algo que fascina y espanta al mismo tiempo. Es el sino de lo castizo en el siglo XXI.

brioche con arenques, una crema suave de queso y tomate especiado, una salsa de ají amarillo y veganesa de limón

Bar Polleria San Pablo Celia y Alberto

Por cierto, tienen una pequeña terraza que cotiza muy alto.

Los macroproyectos gastronómicos con grandes inversores también son parte de esta ciudad, pero nunca tendrán nada que ver con estas cosas pequeñas, con alma, levantadas piedra a piedra con cuidado e ilusión.

Dirección: Calle San Pablo 28-30, Zaragoza
Teléfono: 666 663 754
Facebook: https://www.facebook.com/polleriasanpablo/
Horarios:  De martes a sábado, de 12 a 15 y de 19 a 22 h. Domingos tarde y lunes cerrado.