La Cartuja de Aula Dei es uno de los conjuntos monumentales más importantes de Aragón, desde el punto de vista arquitectónico, así como por las magníficas obras de arte que acoge en su interior.

La fundación de la Cartuja de Aula Dei está ligada al traslado de los monjes que habitaban la Cartuja de Nuestra Señora de las Fuentes en Sariñena (Huesca), debido al mal clima de la zona, a la aridez del terreno y a un brote de peste que en 1558 redujo casi a la mitad a la comunidad de doce monjes. En la búsqueda de “algo mejor”, don Juan de Alagón, familiar de los Condes de Sástago, les ofertó una torre cercana a Zaragoza, situada junto al río Gállego, que ofrecía unas condiciones saludables y aptas para la instalación y desarrollo de la comunidad.

la impresionante arquitectura del aula dei y su iglesia

Acceso a la iglesia

acceso a la iglesia del aula dei

claustro del aula dei

Claustro del Aula Dei

Los monjes llegaban a Peñaflor en agosto de 1563 y el 29 de febrero de 1564 el Arzobispo de Zaragoza y nieto de los Reyes Católicos, don Hernando de Aragón, bendice y coloca la primera piedra.

Es conocida la influencia de Aula Dei a nivel internacional ya que fue la primera cartuja que introdujo novedades adaptando la arquitectura a la vida de los monjes, consiguiendo de este modo una mayor funcionalidad.

Cartuja de Aula Dei pinturas de Goya

Iglesia con los frescos de Goya en las paredes

sala de las pinturas de goya en aula dei

El monasterio está rodeado por una muralla y se organiza a partir de un eje central formado por el patio de honor, la iglesia y el gran claustro.

Sin lugar a dudas la parte más destacada de la Cartuja de Aula Dei es su iglesia. Fue construida en aljez y ladrillo por los maestros Martín de Miteça y Miguel de Riglos entre 1564 y 1567, siguiendo esquemas propios del gótico tardío. La construcción del conjunto monacal se prolongó varios siglos.

Su interior muestra un espacio de una sola nave de tres tramos, cubierta con bóvedas de crucería estrellada adornada con claves de madera dorada que arrancan de ménsulas decoradas con los escudos del arzobispo don Hernando de Aragón. Además posee un crucero poco pronunciado y un ábside, tras el que se encuentra la capilla barroca del Agnus Dei. Ocho ventanales repartidos en los muros laterales y un óculo en el fondo dejan pasar la luz al interior de la iglesia.

La ornamentación de mayor importancia del templo data de la segunda mitad del siglo XVIII. En el exterior se encuentra la portada, obra de Manuel Ramírez de Arellano, quien también realizó el retablo mayor.

Portada Rococo de Ramirez de Arellano de Zaragoza

Portada Rococó de Ramírez de Arellano

Portada Rococó de Ramírez de Arellano

Detalle de la portada Rococo de Ramirez de Arellano

Está ejecutada en yeso y cuenta con una recargada decoración barroquizante con ciertas influencia rococó, a base de tornapuntas, cornucopias, angelotes, motivos vegetales, etc. El tema central representa la Dormición de la Virgen rodeada por los apóstoles.

En el interior, destacan las pinturas murales que Francisco de Goya realizó hacia 1774 y que presentan diferentes escenas de la vida de la Virgen y de Cristo.

De las once pinturas que realizó el pintor aragonés se conservan hoy siete; las cuatro desaparecidas fueron pintadas de nuevo en 1903 por Paul y Amedée Buffet.

Además, trajeron también los cartujos en 1904 una serie de siete grandes lienzos del pintor francés Jean Bardin, en cuyo taller se formaron los mejores neoclásicos franceses, como David.

Durante la Guerra de la Independencia el monasterio fue abandonado por primera vez. El 14 de julio de 1808 las tropas francesas entraron en la cartuja y hasta junio de 1814 los monjes no pudieron regresar a ella.

El edificio fue desamortizado en 1835. En 1837 el monasterio es vendido a Juan Francisco Clarac, destinando los edificios de la Cartuja de Aula Dei a fábrica de sedas y a viviendas de los trabajadores con sus familias. El monasterio cambió de mano en numerosas ocasiones a lo largo del siglo XIX.

En 1901 los cartujos pueden regresar a Aula Dei en calidad de arrendatarios. Estos monjes emprendieron la rehabilitación general del conjunto.

Celda de un monje cartujo

zona de desayuno de los monjes cartujos

En 1983 la Cartuja de Aula Dei fue declarada Monumento Nacional. Desde 1984 hasta 1999 la Cartuja de Aula Dei se interviene en varias fases para su restauración.

A pesar de ser un monasterio cartujano de clausura masculino, la importancia de las pinturas de Goya creó la necesidad de habilitar un acceso al público para su visita. Las obras acondicionaron una vía que permitiese la entrada sin alterar la vida monacal. La primera mujer en acceder al conjunto sin bula papal fue la Reina Sofía, quien inauguró la reforma en 1998.

galeria de exposiciones en el aula dei

sala de exposiciones en la bodega del aula dei

Sala de Exposiciones del Aula Dei

Desde la llegada al monasterio de la Comunidad del Chemin Neuf, en 2012, es posible conocer el arte y la historia que guarda este recinto. Las visitas guiadas se realizan todos los sábados por la mañana con reserva previa.

Se han ampliado las dependencias para visitas, incluyendo, además de la iglesia, el claustrillo de capillas de los padres cartujos, la sala capitular y una celda de los monjes cartujos. Las reservas se realizan enviando un correo a: visitas.cartuja@chemin-neuf.org o llamando al teléfono 976 450 002.

Al monasterio se puede llegar en autobús. Cada 30 minutos, la línea 28 une el Coso con la Cartuja Aula Dei. El trayecto dura unos 30 minutos y deberás bajarte en la parada Carretera de Montañana-Peñaflor / Camino Perdiguera. Tras apearte del autobús, deberás cruza la carretera y tomar el camino que lleva directo a la entrada de la Cartuja Aula Dei.

Claustrillo de la Cartuja de Aula Dei en Zaragoza

Claustrillo del Aula Dei

detalle de una puerta del aula dei

Detalle de una puerta del Aula Dei

Si las paredes de la Cartuja Aula Dei hablaran

Si las paredes del Aula Dei hablaran…

Dirección: Carretera de Montañana-Peñaflor, km 14
Sitio web: https://www.chemin-neuf.es/