Francisco de Goya vivió aquí entre 1772 y 1773, incluido el tiempo en el que trabajó en la pintura del coreto de la basílica del Pilar. En los años 80 del siglo XX, derribado el edificio, se realizaron excavaciones arqueológicas en el solar.

Dirección: Esquina de las calles Cadena y Antonio Agustín