La familia Goya perdió su casa al no poder pagar las deudas por su reforma. Tras un tiempo en Alagón, a la vuelta a Zaragoza, comenzó el periplo del pintor, de alquiler en alquiler, en un inmueble situado en lo que ahora es la plaza de San Pedro Nolasco.

Dirección: Plaza de San Pedro Nolasco 3-4