En el número 11 del Paseo Sagasta se ubica uno de los edificios más representativos de la arquitectura modernista zaragozana: la Casa Juncosa.

Esta zona a principios del siglo XX sufrió una importante transformación con la urbanización de la huerta de Santa Engracia, convirtiéndose en zona residencial.

Obra de José de Yarza Echenique, el modernismo se muestra en todo su esplendor en su fachada, con una exuberante decoración floral ejecutada en piedra labrada y hierro forjado.

Su fachada está realizada en piedra arenisca y en ladrillo revestido imitando aparejo de sillería a partir de la línea de imposta del segundo piso.

La Casa Juncosa, obra de José de Yarza Echenique

Se divide en cinco plantas distribuyéndose los vanos, en cada una de ellas, de manera simétrica a partir del eje central que forma la puerta de acceso y reduciendo sus dimensiones según se asciende. La decoración destaca por su exuberancia; se concentra sobre todo alrededor de los vanos y en la rejería y los motivos que recrea son principalmente de carácter vegetal.

En el interior ha desaparecido gran parte de la decoración original debido a las reformas que se han sucedido a lo largo del tiempo; sin embargo todavía se conserva ciertos detalles y diseños de puertas, estucos, vidrieras y guarniciones en el zaguán, en la caja de escaleras y en el piso principal.

Es un edificio rotundo, que junto con la Casa Retuerta, se convierte en uno de los elementos más vistosos del Paseo Sagasta.

Vista de la Casa Juncosa desde el Paseo Sagasta

Vista de la Casa Juncosa desde el Paseo Sagasta

Dirección: Paseo de Sagasta 11