En el número 16 de la calle Palomar de Zaragoza hay un edificio que alberga en su interior cuatro modernos apartamentos turísticos.

Lo que pocos turistas saben antes de reservar es que estos apartamentos decorados al más puro estilo contemporáneo se encuentran dentro de uno de los edificios más relevantes de la ciudad a la hora de entender lo acontecido durante Los Sitios de Zaragoza.

El edificio fue declarado Bien de Interés Cultural en el año 2002 y en sus fachadas dejaron mella los proyectiles franceses durante las batallas de 1808 y 1809.

Casa Testigo de Los Sitios

Se trata de una de las ‘Casas de Los Sitios’ del barrio de La Magdalena. Esta, en concreto, se conoce también como ‘Casa Testigo de Los Sitios’ pues, aunque resistió el asedio, en sus fachadas quedaron grabados los impactos de las baterías francesas, convirtiéndose en un testimonio histórico único y de primera mano.

En su fachada, de hecho, se colocó una placa que todavía se conserva en la que puede leerse: “Esta piedra recordará perpetuamente el valor indomable del ejército y el pueblo de Zaragoza en la defensa de esta parte de la ciudad los años 1808 y 1809 (…)”.

La construcción, levantada en los últimos años del siglo XVII sobre un solar de 150 metros cuadrados, reproduce de manera sobria la estructura propia de los palacios aragoneses de la época y se considera además uno de los mejores ejemplos de laarquitectura tradicional de la Zaragoza barroca.

Casa Testigo de Los Sitios

Consta de un semisótano, una planta baja y dos plantas en altura y durante años perteneció a una familia que arrendaba las viviendas del interior. Sin embargo, ya en 1997, sus propietarios intentaban por activa y por pasiva vendérselo al Ayuntamiento de Zaragoza o a “cualquier otra institución”.

Alegaban que no tenían los medios necesarios para afrontar las reparaciones que se les exigían por tratarse de un edificio catalogado. Sin embargo, la intentona no prosperó y acabó siendo comprado por una constructora.

Dirección: Calle Palomar, número 16