Esta pequeña cafetería de barrio lleva sirviendo churros y porras artesanales desde hace décadas.

Sus churros y porras se elaboran artesanalmente y se sirven recién hechos, acompañados de un café o un chocolate caliente.

Con una larga barra que ocupa casi todo el local y algunas mesas bajas, es lugar de reunión habitual de los vecinos del barrio para desayunar o merendar.

Y si os apetece más salado que dulce, también ofrecen tostadas, ensaladas y platos combinados.

Chocolatería Ulzama churros y chocolate en zaragoza

Si consigues hacerte un hueco los fines de semana por la mañana no olvides pedir tu media docena de churros, que también te puedes llevar a casa para disfrutarlos con más tranquilidad.

En la barra o para llevar. Este chocolate con churros en Zaragoza, a un precio más que justo, sabe bien en cualquier lugar.

También elaboran “churros de chocolate blanco, negro, con crocante, de chocolate blanco con canela…”, como indican desde Ulzama, donde buscan “algo distinto”.

Guste o no el dulce, hay que conocer la Chocolatería Ulzama.

Dirección: Calle Fueros de Aragón, 1