Un clásico de clásicos y todo un referente. De esos lugares que los expertos adoran alabar y que nosotros recomendamos sin parar a los visitantes de Zaragoza para explorar su panorama coctelero empezando por lo más alto. Mantiene la decoración original del local, con un abigarrado estilo inglés, butacas tapizadas en rojo y mobiliario de madera.

Su coctelería respeta la tradición y sus tragos son aptos para todos los públicos. No hay mejor lugar en Zaragoza para revivir los clásicos y, si te somos sinceros, no hay coctelería en la capital que se le compare en elegancia a la hora de servir. Es lo que tiene esta coctelería con tantos años de experiencia a sus espaldas, que rebosa sofisticación desde la copa hasta las formas.

El local cobija una clientela selecta, no resulta difícil pillar algún prohombre de la burguesía aragonesa o algún deportista de élite. Este reducto distinguido es apto para el buen beber y la conversación pausada.

Dirección: Calle Joaquín Costa, 9