La Sociedad Catalana de Seguros Contra Incendios y Explosiones de Gas construia de nueva planta este edificio para su sede y viviendas, con arreglo al proyecto de 1928 de un arquitecto catalán anónimo.

El edificio, construido con fachada a dos calles, consta de ocho plantas y sótano, y se remata en cornisa con torreón en el ángulo. La fachada se ordena a partir de ejes de vanos adintelados y abalconados en plantas alzadas. Referencia a la arquitectura tradicional presenta la planta ático con varios en arco de medio punto.

El conjunto se articula de manera simétrica a partir del tratamiento especial que enfatiza los ejes de vanos de ambas fachadas en el ángulo, flanqueados por órdenes gigantes de pilastras pareadas. Esta parte del edificio se independiza, adquiriendo valores de torreón y se remata en un cuerpo de planta circular, coronado por cúpula con mansardas.

En la fachada recayente a Paseo de la Independencia, se sigue la tipología habitual con porche de arcos de medio punto, que alojan la planta baja y la entreplanta.

Balaustradas, cornisas, ménsulas, pilastras, etc, corresponden a un lenguaje de carácter clasicista con matizaciones barrocas y francesas, propias del eclecticismo monumentalista que se utiliza como forma de expresión en edificios sedes de bancos o entidades en estos años.

Dirección: Plaza de España nº 4