Este edificio se construía (conservando las bodegas del anterior) en un solar propiedad de Ramón Galianas, según proyecto de 1916 del arquitecto Julio Bravo. Las obras se terminaron en 1917, fecha que aparece en el montante de la puerta de ingreso.

Es una casa de viviendas edificada entre medianerías, con fachada a dos calles paralelas (Coso y Antonio Agustín), y consta de sótano y cinco plantas en calle Coso y seis plantas en calle Antonio Agustín. La fachada a calle Coso es de ladrillo visto y composición homogénea, ordenada a base de tres ejes de vanos, adintelados y abalconados, en la primera planta con balcón corrido. Presenta gran decorativismo en paños de muros, impostas, etc., formando el ladrillo dibujos geométricos, frisos de esquinillas, etc. Con el ladrillo se combina el uso del azulejo.

Remata el edificio un alero moldurado de madera sobre canetes con elementos ornamentales a torno (pinjantes), coronado por la balaustrada. En el extremo izquierdo de la planta baja se abre la puerta de ingreso al edificio en arco escarzano sobre paramentos en los que se simula despiece; está ejecutada en hierro y es de interés. El resto de la planta está muy desfigurado por el uso comercial.

La fachada posterior responde a los mismos planteamientos compositivos y el mismo tratamiento de materiales y ornamentación, presentando como ya se ha dicho una planta más. La planta baja conserva la disposición original.

En el interior, hay que destacar la utilización de columnas de fundición en la estructura de la caja de escalera (probablemente enmascaradas por obras posteriores). En la planta sótano tiene bodegas a base de tramos de bóvedas en arco escarzano apeadas en arcos perpiaños. El edificio se inserta dentro del eclecticismo historicista, con empleo masivo del ladrillo que se da en los últimos años de la producción de este arquitecto.

Dirección: Coso nº 154