Desde hace más de 30 años, los porches de la Plaza San Francisco se convierten todos los domingos por la mañana en un hervidero de coleccionistas de sellos y monedas, que se concentran allí ávidos de conseguir nuevo material numismático.

Los puestos callejeros ofrecen otros artículos como revistas viejas, libros de segunda mano, postales, insignias, billetes de lotería, tarjetas telefónicas, juguetes, minerales, fósiles y cualquier otro objeto susceptible de formar parte de una colección.

Además de la compra-venta, sigue permaneciendo el ancestral trueque entre coleccionistas expertos. El tiempo parece haberse detenido.

Fecha: Domingos
Horario: De 9 a 14 h aproximadamente
Dirección: Porches de la Plaza San Francisco