La plaza de San Francisco es una gran plaza de forma rectangular situada en el paseo Fernando El Católico, muy cerca de la puerta principal de la Ciudad Universitaria de Zaragoza.

En el centro de esta plaza, a la sombra de álamos y ceibas, se sitúa la elegante estatua de bronce del rey Fernando el Católico, fundida en 1969 por el artista Juan de Ávalos García-Taborda.

Ciudad Universitaria (Campus Plaza San Francisco)

En la actualidad, la Plaza de San Francisco es uno de los lugares más emblemáticos y animados de Zaragoza y cuenta con numerosos bares y restaurantes.

En una de las esquinas de la plaza se encuentra el Faustino, uno de los restaurantes de Zaragoza de toda la vida. Por sus salones pasaron muchas de las bodas, bautizos, comuniones y otras celebraciones familiares mañas de los años 70 y 80. Recientemente el espacio ha renovado su carta, manteniendo su estética kitsch setentera y todo su encanto. El Faustino ofrece dos ambientes bien diferenciados. Por un lado, la planta baja, con una gran barra donde se come de pie en mesas altas.

Terraza del Faustino en Plaza San Francisco

Terraza del Faustino

Al otro lado de la plaza, el San Güich ofrece bocadillos fríos y calientes hechos con buena materia prima e imaginación. Los que más triunfan son delicatessen como el croque monsieur con jamón braseado, huevo frito y bechamel de gorgonzola gratinada, la baguette de 5 cereales con mortadela IGP de pistacho, tomate deshidratado, rúcula y queso camembert, el bocadillo en pan de queso con pavo a la plancha, salsa de yogurt y eneldo y queso quark o el bocata de albóndigas, un clásico italiano que se sirve con provolone dulce gratinado.

Interior del San Güich de Plaza San Francisco

Interior del San Güich

A pocos metros se encuentra el Mott, uno de los locales de la ciudad dedicados en cuerpo y alma a convertir la hamburguesa en un alimento de calidad, saludable y, sobre todo, delicioso. Tienen una gran variedad de hamburguesas de creación propia, que, siempre que es posible, se adaptan a los gustos del cliente.

hamburguesas bocadillos de autor mott plaza san francisco

Hamburguesas y bocadillos de autor en Mott

Justo al lado, la Pizzería Leone propone todo un viaje a través de Italia. Al fondo, en un espacio diáfano y con extraordinarios ventanales, un gran horno de leña absorbe el incesante ir y venir de pizzas. Biológicas, con ingredientes selectos (y mucha DOP) y de buen tamaño. No querrás ceder ni media porción.

Leone Pizzeria Tradizionale plaza san francisco

Horno de leña de la pizzería Leone

Desde hace más de 30 años, los porches de la Plaza San Francisco se convierten todos los domingos por la mañana en un hervidero de coleccionistas de sellos y monedas, que se concentran allí ávidos de conseguir nuevo material numismático.

Los puestos callejeros ofrecen otros artículos como revistas viejas, libros de segunda mano, postales, insignias, billetes de lotería, tarjetas telefónicas, juguetes, minerales, fósiles y cualquier otro objeto susceptible de formar parte de una colección.

Además de la compra-venta, sigue permaneciendo el ancestral trueque entre coleccionistas expertos. El tiempo parece haberse detenido.

La Plaza de San Francisco se mantiene como un cobijo para los vecinos y visitantes que buscan tomarse una cerveza o picar algo tranquilamente. A pesar de este maná de sillas y mesas, por la noche no es fácil encontrar sitio para sentarse, pero cuando se consigue, no hay quien te desenganche el culo de tu trocito de paraíso urbano.

Uno de esos lugares para reenamorarse de Zaragoza y del mundo en general.