Fernando Soteras Gimeno (1886-1934), más conocido por el seudónimo de ‘Mefisto‘ fue un popular periodista zaragozano.

Caricaturista, cronista, fácil versificador, trabajó en ‘La Crónica’, ‘Diario de Avisos’ y ‘Heraldo de Aragón’ a partir de 1916, donde ejerció como redactor, crítico taurino o crítico de arte. Sin embargo su trabajo más reconocido fue sus ‘Coplas del día’, en las que plasmaba con acierto la actualidad.

Falleció trágicamente al ser arrollado el vehículo en el que viajaba por un tren en las proximidades de San Lorenzo del Escorial.

La muerte trágica del periodista en un accidente de automóvil el 18 de septiembre de 1934, causó una honda impresión entre los zaragozanos, ya que era un periodista muy popular y querido en la ciudad.

A los tres días de su fallecimiento, la corporación municipal por unanimidad propuso la construcción de un monumento para perpetuar su memoria. El escultor José Bueno, amigo personal del periodista, se ofreció tanto al alcalde de la ciudad Miguel López de Gera, como al director de “Heraldo de Aragón”, D. Antonio Mompeón Motos, para la realización del mismo.

La obra fue adjudicada al escultor Bueno que residía en Madrid desde hacía tiempo. Con el fin de realizarla se trasladó a Zaragoza, modelando el busto de “Mefisto” durante el mes de octubre de 1934. Poco después se efectuó la fundición en bronce en los talleres Codina de Madrid.

El monumento fue inaugurado el domingo 16 de junio de 1935, presidiendo el acto el Ministro de Marina, el zaragozano Antonio Royo Villanova, con la asistencia de las primeras autoridades locales, gran número de periodistas, y del escultor.

El periodista y poeta Alberto Casañal leyó una poesía alusiva al periodista desaparecido, y la jotera Felisa Galé cantó unas coplas, cerrando el acto el alcalde de la ciudad.

DirecciónPlaza Aragón, Zaragoza