Paco Martínez Soria (Tarazona, Zaragoza, 1902-Madrid, 1982) fue uno de los actores más populares de su época y sus películas siguen cosechando audiencias cada vez que se pasan en cine de barrio de TVE.

Fanático de Molière, admirador de Charles Chaplin y Buster Keaton, hizo de la comedia su vida y creó un personaje para la posteridad. Conocía al público como ninguno y sabía jugar con él, alargar el gag lo necesario para producir carcajadas.

El cine no era su mayor pasión, sino el teatro. Era un hombre de teatro y para él el cine era un pasatiempo en sí mismo. Se hizo famoso por sus papeles en el cine, aunque el dinero que ganaba lo invertía en su compañía de teatro.

Busto de Paco Martínez Soria en el Parque Jose Antonio Labordeta de Zaragoza

Paco Martínez Soria es la historia de un emprendedor de las artes escénicas del siglo XX, que no emigró sino que se quedó en España; y acabó triunfando con la guerra civil, la posguerra y el franquismo de por medio.

El monumento está compuesto por dos partes, una estructura arquitectónica de Francisco Miguel Barceló con la que se quiere representar los telones de un teatro y el busto de Paco Martínez Soria esculpido por Miguel Cabré Cazcarra en que aparece representado con expresión alegre.

El tamaño de este busto contrasta con la monumentalidad del marco arquitectónico en el que se inscribe.

Dirección: Parque Grande José Antonio Labordeta