Tras el éxito de su primer local en el Coso la cadena de sándwiches “gourmet” siguió apostando por la capital maña y en enero del 2017 Rodilla abría las puertas de su segundo restaurante en el Centro Comercial Aragonia.

El nuevo restaurante tiene una superficie de 94 metros cuadrados y opera en régimen de franquicia.

Rodilla es un referente en la elaboración de bocadillos y sándwiches recién hechos desde hace más de 76 años. Su fundador Antonio Rodilla, es uno de esos personajes irrepetibles producto de la posguerra española, que salió de su pueblo de Salamanca a buscarse la vida siendo muy joven.

Nació en 1909 en Guijuelo, en el seno de una familia dedicada a la fabricación de embutido. Con 20 años se fue a Tetuán (Marruecos), por aquel entonces colonia española, donde montó un negocio de ultramarinos.

Le fue bien, y cuando terminó la Guerra Civil en 1939, con 27 años, decidió cerrarlo todo y trasladarse a Madrid para invertir todo el dinero que había ganado en un nuevo negocio: una charcutería.

El establecimiento abrió sus puertas al público en diciembre de 1939 en una esquina de la madrileña plaza de Callao, donde aún sigue.

La tienda tenía tan solo 50 metros cuadrados, además de un minúsculo sótano que funcionaba como obrador. Vendían embutidos de gran calidad que les llegaban de Salamanca, pero nadie quería la parte trasera de las barras de jamón.

Antonio Rodilla había oído hablar del pan inglés y se inventó un producto nuevo para poder utilizar las sobras de los fiambres. Había nacido el sándwich Rodilla.

Tuvo tanto éxito que comenzó a fabricar su propio pan y poco después, lanzó su producto estrella, el sándwich de ensaladilla, del que hoy se venden más de 3 millones de unidades al año.

Rodilla Sándwiches
DirecciónCC Aragonia, Avda Juan Carlos I, nº 44, Local B18
Teléfono: 976 75 22 56
Facebookhttps://www.facebook.com/rodilla.sandwiches

Sitio Webwww.rodilla.es