Antiguos depósitos del Parque Pignatelli

Antiguos depósitos del Parque Pignatelli

En 1876 se construyeron los primeros depósitos que abastecieron de agua potable a la capital aragonesa. Fueron proyectados por el arquitecto municipal Ricardo Magdalena entre el final del Paseo Sagasta y el Canal Imperial a su paso por el Puente de América.

Hasta ese momento, el sistema de abastecimiento de agua se realizaba mediante cubos y peones, los llamados “aguadores” que se encargaban de su distribución. Como describe Blasco Ijazo (BLASCO IJAZO, 1948: 54-55):

“Siendo alcalde de Zaragoza D. Simón Gimeno, se hizo en el año 1862 la instalación de fuentes de vecindad por cuenta del Municipio, en las plazas de la Magdalena, Santo Domingo, del Pueblo (hoy de Nuestra Señora del Carmen), fuente que por su forma se llamaba “la del Pato”, en la entrada del Paseo de las Damas, en la plaza del Pilar y la de la Samaritana en la Seo (…) La toma de agua para la distribución general de las fuentes se instaló en el Pontarrón de la acequia de la Romareda, junto al convento de la calle Cádiz. Hasta que tuvo lugar la traída de las aguas de los depósitos de la subida de Cuellar, en Torrero, los vecinos se surtían de estas fuentes, cuyo líquido en la mayor parte del año, dejaba mucho que desear por las turbias aguas del Canal Imperial. Instaladas más tarde bastantes fuentes pequeñas de servicio.”

Fueron los primeros depósitos de agua con los que contó la ciudad de Zaragoza, y su construcción fue reflejo de la necesidad de dotar de agua potable a una población en crecimiento que comenzaba a participar con firmeza en el proceso de industrialización.

Se trata de una construcción subterránea de planta perfectamente rectangular de dos naves, divididas en dos cada una, con una estructura de pilares de sección cuadrada sobre los que se apoyan las bóvedas, todo ello ejecutado en ladrillo visto.

Este conjunto se completaría con la Casa para el Guarda de los Depósitos, proyectada por Ricardo Magdalena en febrero de 1878, aunque fue construida hacia 1905.

Debido a la calidad arquitectónica, a las posibilidades espaciales y al atractivo visual que ofrecían los depósitos soterrados, en los años 80 fueron restaurados y utilizados como espacio expositivo comunicados a través de una pequeña puerta con el Parque Pignatelli, aunque en 2005 fue cerrada hasta la fecha.

En febrero de 2018 el Ayuntamiento de Zaragoza adjudicó las obras de adecuación de los antiguos depósitos de Pignatelli. Los trabajos, que tienen un plazo de ejecución de seis meses, servirán para recuperar este espacio de la ciudad.

Esta actuación consiste en adecuar la mitad del depósito (uno de los dos vasos) para su uso principal como espacio cultural polivalente, con acceso y evacuación a través de la rampa y de las escaleras antiguas.

En paralelo a este proyecto se está tramitando el planeamiento de la operación urbanística en superficie, en unos terrenos de 37.720 metros cuadrados que servirán para ampliar el parque de Pignatelli y construir viviendas y equipamientos.

Tags: , , , , , , , ,


Sobre el autor

Desde ZaragozaGuia.com intentamos mostraros la actualidad de eventos en Zaragoza, así como establecimientos (hoteles, restaurantes, tiendas…) que merece la pena conocer y visitar.



Volver arriba ↑