Lugares de Interés Jardines y parques con encanto de Zaragoza

Publicado el 1 de julio de 2019 | por zaragoza guia

Jardines y parques con encanto de Zaragoza

Zaragoza está llena de parques y jardines de todo tipo. Algunos de estos espacios de tranquilidad y naturaleza están un poco escondidos. Los hay que merecen una visita de día entero y otros más sencillos.

Os queremos redescubrir los jardines con más encanto de la ciudad, lugares que van más allá del simple parque para pasear al perro. Espacios, en definitiva, donde se respira un ambiente especial o que contienen piezas de arte que son parte de nuestra historia.

Buscando, buscando, hemos contabilizado los 7 más originales y singulares desde el centro hasta las afueras, aunque todos sabemos que son muchos más.

 

Parque Tío JorgeMonumento al Tío Jorge de Ángel Orensanz

En una de las zonas más carismáticas y emblemáticas de la margen izquierda del Ebro se halla este inmenso parque dedicado a Jorge Ibor y Casamayor (1755-1808), más conocido como Tío Jorge, héroe de la defensa de Zaragoza durante el primer Sitio de 1808.

Ocupa el terreno en que se situaban las Balsas de Ebro Viejo, nombre con el que se conocían en Zaragoza los varios depósitos naturales de agua estancada, que eran propiedad del común y se hallaban situados junto al camino bajo de Juslibol y la arboleda de Macanaz.

Este gran espacio verde, que rodea el monumento al Tío Jorge, es un pequeño oasis de la margen izquierda de la ciudad.

El punto central del parque es el monumento dedicado al Tío Jorge, una estructura de hierro de diecisiete metros de altura en cuya base se encuentra una estatua del Tío Jorge de 2,3 metros de altura esculpida por Ángel Orensanz en piedra.

 

Parque de la Alfaferíaparque de la aljaferia zaragoza

El bonito parque de la Aljafería, situado en el barrio de La Almozara, es un desconocido para muchos zaragozanos.

Este vasto jardín lleva el nombre de la cercana Aljafería, un palacio construido en el siglo XI, un tiempo en el que Saraqosta, conocida como la ciudad blanca, era la capital de uno de los reinos Taifas musulmanes más poderosos de la Peninsula Ibérica, cuyas fronteras llegaban hasta el mar Mediterráneo.

Justo al lado del bullicio de la Plaza Europa y su intenso tráfico, dentro de este lugar profundo, verde y luminoso, con miles de árboles y plantas de todo el mundo, es fácil sentir que la vida de la ciudad ha quedado en suspenso.

 

Parque Grande Monumento al Rey Alfonso I El Batallador en el Parque Grande

Huye de los humos y ruidos del centro de Zaragoza para visitar el Parque Grande José Antonio Labordeta, con sus hermosos jardines creados a principios del siglo pasado. El parque ocupa 409.000 metros cuadrados, aunque esa superficie se amplía si contamos también con los Pinares de Venecia, que comienzan en la misma linde del parque y se extienden a lo largo del Canal Imperial de Aragón, en las inmediaciones de los barrios de Venecia y Torrero.

La entrada principal del parque es el Puente de los Cantautores, que desde el Paseo de Fernando el Católico da paso la avenida de San Sebastián. Fue proyectado por el arquitecto municipal  Miguel Ángel Navarro, en 1928. El puente se conserva en buen estado y mantiene su aspecto original.

Situado dentro del Parque se encuentra el modernista Quiosco de la Música, diseñado por los hermanos de origen navarro José y Manuel Martínez de Ubago y Lizarraga con motivo de la Exposición Hispano Francesa, celebrada en Zaragoza en 1908 para conmemorar el centenario de Los Sitios. Paseando por el parque, también nos encontraremos con el monumento a Miguel Fleta, uno de los tenores más famosos del mundo en los años 20, en el que se le muestra interpretando a Don José, de la ópera Carmen.

 

Parque Palomarparque palomar de zaragoza

El Parque Palomar es un espacio verde que ofrece una de las alternativas más completas de ocio y deporte en el barrio de las Delicias para todos los públicos y edades. Entre bloques de viviendas se encuentra este espacio amplio, impoluto y etéreo, con una buena plaza con pistas, escaleras, bancos y barandillas por los alrededores.

El Parque Palomar debe su nombre a una suntuosa edificación neomudéjar construida en 1881, que debió de asombrar a los habitantes no sólo del barrio sino de toda la ciudad de Zaragoza. Su aspecto de castillo dio nombre al lugar, así como el apellido de la familia que lo habitaba, la familia Palomar.

Durante el año 1970 se lleva a cabo la demolición del edificio principal a causa del estado ruinoso del mismo y el consistorio edificó en la antigua finca un parque público de unas 5 hectáreas. Posteriormente, en 1992, se amplió el parque con los terrenos de la Colonia Tudor, barriada obrera que había dado cobijo a los trabajadores de la antigua fábrica de Tudor, ubicada donde hoy se encuentra el Centro Comercial Augusta.

 

Parque PignatelliMonumento a Pignatelli

El espacio destaca por su gran extensión ajardinada, con amplias arboledas jalonadas por diversas esculturas, como el imponente monumento a Ramón Pignatelli. Para la iconografía de la voluminosa escultura que representa a Pignatelli, el escultor Antonio Palao se inspiró en el retrato que le había pintado Goya, de tamaño natural, pero a través de dos copias de otros pintores existentes en Zaragoza y también en algunos grabados y del asesoramiento del pintor Bernardino Montañés.

En 1876 se construyeron los primeros depósitos que abastecieron de agua potable a la capital aragonesa. Fueron proyectados por el arquitecto municipal Ricardo Magdalena entre el final del Paseo Sagasta y el Canal Imperial a su paso por el Puente de América.

El parque tiene más de un centenar de especies vegetales, muchas de ellas plantadas en el siglo XIX, por lo que es uno de los más antiguos y encantadores de Zaragoza. Pero sobre todo, es el parque de los zaragozanos, que le sacan el máximo partido y hay actividad casi todos los días del año.

El aroma de flores y plantas son el marco perfecto para pasear contemplando tranquilamente el bullicio del Paseo de Sagasta, una de las mayores arterias comerciales y turísticas de la ciudad. Cerca de aquí se halla otro destino peculiar de Zaragoza, el Canal Imperial de Aragón, un canal de riego y de navegación que se extiende entre Fontellas (Navarra) y Fuentes de Ebro (Zaragoza) y cuya construcción tenía por objeto llevar el agua del río Ebro hasta Zaragoza y extender el regadío en la ciudad.

 

Parque Delicias#Borondo trabajando en su obra del @festivalasalto. Gonzalo Borondo nació en Valladolid en 1.989. Comenzó sus estudios en Bellas Artes en Madrid y Roma, pero nunca los terminó. Con 18 años participó en su primer festival de arte en Estambul, desde entonces ha realizado múltiples exposiciones en solitario en ciudades como Roma, Madrid, Paris y Londres. Además, ha realizado trabajos a lo largo de todo el mundo en el espacio público, su galería favorita.

El Parque Delicias un espacio verde que ofrece una de las alternativas más completas de ocio y deporte en el centro de El Vedado para todos los públicos y edades.

Entre bloques de viviendas se encuentra este espacio amplio, impoluto y etéreo, con una buena plaza con pistas, escaleras, bancos y barandillas por los alrededores.

El parque tiene más de un centenar de especies vegetales, muchas de ellas plantadas en el siglo XIX, por lo que es uno de los más antiguos y encantadores de Zaragoza.

Pero sobre todo, es el parque de los zaragonanos, que le sacan el máximo partido y hay actividad casi todos los días del año. El aroma de flores y plantas son el marco perfecto para pasear contemplando tranquilamente el bullicio de la calle Duquesa Villahermosa.

 

Parque BruilFilm-Nic 2018 en el Parque Bruil

El Parque Bruil es, con 4 hectáreas de superficie, uno de los parques de mayor extensión de Zaragoza. Entre bloques de viviendas se encuentra este espacio amplio, impoluto y etéreo, con una buena plaza con pistas, escaleras, bancos y barandillas por los alrededores. Debe su nombre a Juan Faustino Bruil, destacado banquero y político zaragozano que llegó a ser ministro de hacienda durante el bienio progresista (1854-1856). Fue propietario de la finca en la que se asienta el parque actual durante parte del siglo XIX.

Esparcidos por el Parque Bruil se encuentran los restos del antiguo molino aceitero de Juan Martin de Goicoechea. Esta almazara fue construida en el año 1785 y contaba con seis prensas de las de viga y libra.

El parque está lleno de caminos, de laberintos de arbustos. También esconde algún que otro lugar secreto como un banco en la parte oeste desde el que se ven las mejores puestas de sol. Es bastante tranquilo y familiar. Es frecuente ver a mayores paseando, niños jugando o jóvenes haciendo deporte. Muy cerca se halla el Centro de Historias, un espacio para la creación, la investigación, la divulgación y el debate de la cultura contemporánea.

 

Tags: , , , , , , , , ,


Sobre el autor

Desde ZaragozaGuia.com intentamos mostraros la actualidad de eventos en Zaragoza, así como establecimientos (hoteles, restaurantes, tiendas...) que merece la pena conocer y visitar.



Volver arriba ↑