La antigua Fábrica Giesa Schindler fue construida en los años cuarenta por los arquitectos Miguel Ángel Navarro Pérez (autor de edificios como la Casa Solans, la Casa Palao o la antigua Fábrica de Harinas La Imperial) y José Luis Navarro Anguela.

El impulsor del proyecto fue el empresario Joaquín Guiral Palacio (Lascellas, Huesca, 1889), fundador de Giesa (Guiral Industrias Eléctricas S. A.).

Se trata de un edificio de tres plantas y de una sola elevada a la misma altura de las tres. Enlazaba con las naves en shed y presenta fachada a la calle paralela a la carretera.

Es un edificio típico de la arquitectura industrial de la autarquía, donde no se han perdido las lecciones del racionalismo, aunque se combinan y enriquecen con elementos de una arquitectura más tradicional, de la que son muestra el protagonismo alcanzado por el ladrillo, la inclusión del gran arco de medio punto, la torre o los frisos de vanos.

La Fábrica Giesa Schindler, fundada por Joaquín Guiral Palacio y ubicada junto al Palacio de Larrinaga. Imagen tomada en la década de los 50

La Fábrica Giesa Schindler, fundada por Joaquín Guiral Palacio y ubicada junto al Palacio de Larrinaga. Imagen tomada en la década de los 50

El edificio se encontraba dividido de la siguiente manera; una zona central en la que se situaba la entrada de vagones y vehículos de transporte de gran tonelaje, además de la entrada de personal, la portería, los ficheros y las escaleras.

A su izquierda, se localizaba una gran nave de una sola altura para la plataforma de ensayos y grandes unidades con un puente-grúa de 10 toneladas, y en su extremo se ubicaron en tres plantas la sección técnica, la sala de dibujo y los archivos.

El ala derecha se dividía en tres pisos en su totalidad y en ellos instalaron el botiquín, la maternidad, los comedores, los laboratorios, las salas de visitas, la de Juntas y Exposición, la escuela de aprendices, la sección de radio y dos viviendas.

El edificio se terminó el 12 de junio de 1945, con una lograda presencia, un empaque que pasaba, entre otras cosas, por la magnífica puerta-catedral, donde los visitantes se hacían la foto de rigor.

La magnífica puerta-catedral de la Fábrica Giesa Schindler fue construida en 1945

La magnífica puerta-catedral de la Fábrica Giesa Schindler fue construida en 1945

Giesa fue creciendo, consolidando su presencia y aumentando el espacio. El empresario Joaquín Guiral falleció el 26 de septiembre de 1950, dejando tras de sí una obra muy sólida y que más tarde confluiría en Schlinder.

En 2005 la compañía trasladó su actividad al polígono Empresarium, en La Cartuja, y el edificio pasó a ser propiedad del Ayuntamiento de Zaragoza.

En 2019, tras más de una década de abandono, la antigua fábrica de Giesa se encontraba en un estado de conservación lamentable. Una de sus naves de derrumbó, y el patio interior, uno de los elementos artísticos más notables, estaba a punto de desplomarse.

Inmediatamente se hicieron obras de consolidación y se decidió hacer un esfuerzo no solo por rescatar lo que quedaba, sino también por incorporar otros elementos ajenos que pudieran darle más esplendor.

interior del edificio principal de la antigua fábrica de Schindler

Interior de la antigua fábrica de Schindler

La actuación se ha centrado, sobre todo, en las naves no catalogadas que existían tras el antiguo edificio principal de Giesa/Schindler, cuya fachada se extiende por las calles de San Joaquín y de Yolanda de Bar, y que está catalogado de interés arquitectónico por el Plan General de Ordenación Urbana.

La intervención ha dado como resultado un edifico principal saneado en la parte delantera y una nave de 3.136 metros cuadrados y una plaza libre rectangular de 4.113 metros cuadrados con acceso directo desde el andador de la calle Francisco Rodrigo en la parte trasera.

Presentación de las obras de adecuación de la antigua fábrica de Schindler

Presentación de las obras de adecuación de la antigua fábrica de Schindler

El Ayuntamiento todavía tiene que decidir, de acuerdo con la Junta de Distrito de Las Fuentes, los futuros usos que tendrá la antigua infraestructura.

Dirección: Calle de San Joaquín (a pocos metros de la Calle Miguel Servet)