El edificio El Águila fue construido en 1916, según proyecto de Miguel Ángel Navarro Pérez, para uso comercial de los grandes almacenes del mismo nombre.

Fueron los primeros almacenes modernos que se abrieron en Zaragoza, formando parte de una cadena de establecimientos de este tipo que se extendía por las principales ciudades españolas.

Almacenes El Águila es una de las tiendas que forman parte del pasado de Zaragoza, al igual que otros grandes almacenes como Sepu, Gay, Galerías Preciados o Almacenes El Pilar.

En su búsqueda de una apariencia moderna y llamativa, el arquitecto recurrió a la riqueza de los materiales de revestimiento, su bicromía, la utilización del trazo convexo en el cuerpo central de la fachada y su apertura mediante amplias superficies acristaladas.

La fachada estaba coronada por una espectacular águila de bronce con alas abiertas sobre un globo terráqueo. De día, la silueta del gran rapaz cortaba el cielo; de noche, el globo terráqueo iluminado se convertía en el recordatorio de que allí estaban unos grandes almacenes de referencia para la ciudad.

El interior daba continuidad a las expectativas generadas por la fachada y el cliente de los almacenes quedaba sorprendido por la abundancia ornamental, la amplitud espacial y de las escaleras, así como por la luminosidad del conjunto.

Este elegante comercio estuvo abierto durante 40 años. El edificio fue reconvertido en los años 90 del siglo XX, y en la actualidad acoge oficinas y una tienda en sus bajos.

Dirección: Calle Alfonso I, nº5