Justo Gimeno aprendió el oficio de sastre en Buenos Aires, a donde emigró siendo muy joven. Sastre de lujo. A su regreso a Zaragoza, en 1907, vio que aquí nadie hacía el trabajo aprendido en Argentina y abrió una tienda muy cerca del Pilar.

La firma sigue disponiendo de su propio taller y de una tienda al comienzo de la Gran Vía, el privilegiado emplazamiento donde se establecieron en los años 50. En la actualidad esa tienda rebosa prendas para hombre: chaquetas, abrigos, fulares, corbatas, zapatos, camisas… Presumen porque sus creaciones están en los catálogos de ‘Fox Brothers’ en Inglaterra o de ‘Beige Habilleur’ en París. Así como otras prendas viajan hasta tiendas de Hong Kong o Nueva York.

Dirección: Paseo de la Gran Vía, 7