Este monumento está dedicado a los 62 fallecidos en el accidente aéreo que sufrió un avión Yakovlev-42 en 2003 en Turquía, cuando regresaba con militares españoles que habían participado en una misión en Afganistán.

Veintiuno de los 62 militares fallecidos provenían de Zaragoza y el resto de las víctimas procedían de Burgos (20), Valencia (13) y Madrid (8). Zaragoza nombró el 9 de octubre de 2004 hijos predilectos a los militares fallecidos.

El memorial fue diseñado por el arquitecto zaragozano José Manuel Pérez Latorre.

Está situado en la zona central del paseo de la Constitución, en el cruce entre la calle Mefisto y el paseo de la Mina. El monumento consiste en una fuente compuesta por un laberinto de canales de agua que quieren representar la vida y la naturaleza, y en él figuran los nombres de los fallecidos.

Dirección: Paseo de la Constitución (entre la calle Mefisto y el paseo de la Mina)