Este puente sobre el río Huerva es obra del arquitecto Miguel Ángel Navarro. Fue inaugurado en 1929 como conclusión al proyecto general del Parque Primo de Rivera (hoy Parque Grande José Antonio Labordeta), comenzado en 1925.

Es una construcción singular y al mismo tiempo representativa de la arquitectura de la época, evidenciando la pervivencia de los movimientos historicista y eclecticista del siglo XIX y retomando en consecuencia materiales, elementos estructurales y ornamentales de la tradición constructiva aragonesa.

El puente consta de tres arcadas construidas en hormigón armado, correspondiendo la central, más amplia, al cauce del río y las dos laterales a unos paseadores que discurrían por las riberas. Se remata con una balaustrada de piedra artificial que se curva sobre las arcadas para abarcar balcones volados.

El conjunto se completa con dos templetes de ladrillo a cada lado, construidos sobre sendos balcones, marcando los extremos de la arcada principal. Estos templetes son de planta cuadrada, configurada por cuatro pilares en cuyos capiteles apean arcos de medio punto y, rematando la construcción, un alero volado sobre canes tallados con motivos vegetales que dan paso a la cubierta de teja a cuatro aguas coronada con pináculo.

Dirección: Parque Grande José Antonio Labordeta, Avenida de San Sebastián, Zaragoza