Sal si puedes es una barra de madera llena de buenos vinos, botellas de vermut y uno de esos pocos sitios en los que saber tirar bien una caña.

Las tostadas son viciosas. También el pincho de tortilla. Las banderillas. Las conservas… el único problema es elegir.

Para un aperitivo, no se nos ocurre nada mejor. ¡Y ya sabes que si juntas muchos aperitivos acabas comiendo!.

Dirección: Calle Manuel Lasala, 8 (cerca del Parque José Antonio Labordeta)