En los bajos de la Casa del Prior Ortal se encuentra el Vivalavida.

Zaragoza también hace culto al moderneo y el Vivalavida es un buen lugar para ello. El local está dividido en tres zonas: la barra, el escenario y una tercera estancia para tomarte la copa más tranquilo mientras charlas.

Su especialidad es el indie y a menudo organizan conciertos con interesantes grupos locales y bandas españolas.

Neones en un ambiente oscuro perfecto para las primeras copas o para las últimas.

Cuando se acaban los conciertos, es un sitio ideal para charlar mientras bebes unos gin tonics o bailar al ritmo de la música.

La media de edad de su clientela se mueve entre los veinte largos y los treinta y tantos. Un clásico que nunca te fallará.

Dirección: Calle Santa Cruz 7