Alrededor de los años 30 del siglo XX se procedió a la construcción de las diversas estaciones de la sección Zaragoza-Caminreal, perteneciente a la línea ferroviaria Zaragoza-Caminreal-Teruel-Valencia, del Ferrocarril Central de Aragón, y de las que la construida en Zaragoza es la más importante.

El diseño y la ejecución de la estación de Ferrocarril Zaragoza-Delicias fue llevada a cabo por el arquitecto Luis Gutiérrez Soto, siendo construida en los años 30 e inaugurada en 1932.

Esta estación se encuadra estilísticamente dentro de un racionalismo ecléctico, que combina varios estilos, ya que se aprecia el estilo particular del autor y un marcado acento localista.

En este edificio, dentro de un lenguaje moderno, se combinan diversos elementos racionalistas con otros propios de la tradición local para adecuarse al lugar: paños encalados en blanco, ladrillo rojizo aragonés, teja cerámica curva, carpinterías de color verde, etc., dando al conjunto del edificio una imagen amable y sosegada.

El volumen del edificio es marcadamente horizontal, acompañando al trazado de las vías.

El edificio de la estación de ferrocarril Zaragoza-Delicias ha perdido su función original, y en la actualidad es el puesto de mando de la línea de alta velocidad Madrid-Zaragoza-Barcelona de la nueva estación de Delicias.

Dirección: Avenida de Navarra, 80