Esta tasca aragonesa es un referente de la gastronomía popular en el centro de Zaragoza.

A golpe de cocina tradicional y unos almuerzos que hacen afición, el Candolías sigue cumpliendo primaveras en la calle Zurita, a dos pasos de la Plaza de los Sitios y del Paseo Independencia.

Abierto desde hace casi 30 años, este negocio familiar trabaja con productos del tiempo y ofrece una propuesta de tapeo bastante tradicional.

Entre las especialidades de la casa, sobresalen la tapa de cuatro quesos con chocolate fundido o los rollitos de trigueros envueltos con jamón, calabacín y mermelada de arándanos.

Dirección: Calle Zurita, 18