El caballito de la Lonja homenajea al fotógrafo minutero Ángel Cordero, que en 1925 se instaló en la plaza que hay detrás de la Lonja para retratar a los niños subidos a su caballito de cartón piedra. Dedicó más de 50 años de su vida a sacar una sonrisa a miles de niños zaragozanos.

Cuando se retiró en 1978, el Ayuntamiento quiso recordarlo colocando en esa misma ubicación una estatua de bronce de Francisco Rallo, que representara el caballito de cartón, para que pequeños y mayores pudieran seguir haciendose fotos con el.

El Caballito de la Lonja

La figura se alza sobre una base de piedra con la siguiente inscripción:

Al fotógrafo Ángel Cordero Gracia. Estuvo como tal en esta plaza desde 1925 hasta 1978.
PD:
Pronto, los jardines de la Lonja
volvieron a gozar de una nueva primavera,
porque los niños y no tan niños, acudían como antes a fotografiarse con el caballito.

Dirección: Calle Don Jaime I, 62,