El cocinero oscense Aitor Otín está considerado como uno de los mejores heladeros de toda España.

Hace ya unos años creó Elarte, una marca de originales helados con sucursales  en Huesca, Jaca o Benasque, que ahora llega a Zaragoza. Lo hace a través de la heladería Piccola Italia, en el número 31 del Paseo de la Independencia.

Todos los helados de Elarte son producidos en su obrador, situado en el pueblo de Bierge, a los pies de la Sierra de Guara.

Aplican una ética artesana impecable a sus helados. Son artesanos en el sentido estricto y tradicional de la palabra, no les llega ni usan ningún producto acabado.

Artesanía y proximidad: con el cuidado que ponen, usan el mejor producto local que tengan a mano. De hecho, la mayoría de sus materias primas las planta, cultiva y recolecta el propio Otín en su huerto.

Y la tercera pata que va con artesanía y proximidad es temporalidad, claro: hacen helados que reproducen las sensaciones de cada estación, como los restaurantes reflejan la temporalidad en su carta.

Elarte, helados con sabor aragonés, en Zaragoza

Los helados son fantásticos, sean los sabores clásicos (nata-fresa, vainilla de Madagascar, turrón, café…) u otros que tienen la originalidad por bandera, como el de yogur de oveja de Fonz, el de uva Gewürztraminer, el de melocotón con vino, el de chocolate con sal maldon o el de frambuesa de Pineta.

Lo único malo de los helados de Elarte es que todos los sabores tienen tan buena pinta que es casi imposible escoger uno. Te podrías quedar plantado ante el escaparate cinco minutos y no decidirte. Quizá por eso en Elarte te recomiendan siempre que combines varios sabores en tarrina o cucurucho. Y una vez con el helado en la mano, te das cuenta que el tiempo de deliberación ha valido la pena.

Ninguno de sus helados llevan gluten.

Direcciones:

Heladería Piccola Italia, Paseo de la Independencia 31, Zaragoza

Helados Elarte, Calle Torno s/n, Bierge (Huesca)

ranking de las mejores heladerias de zaragoza