Además de su imponente Castillo de la Orden de Calatrava, ahora reconvertido en Parador Nacional, es parada obligatoria en su casco histórico la plaza de España, enmarcada por dos de los edificios más bellos de la ciudad: el ayuntamiento, del siglo XVI, y la lonja, que constituía el mercado público en el medievo. Junto a ella, la oficina de turismo, cuyos bajos albergan una serie de pasadizos medievales que testimonian la importancia de que tuvo esta ciudad durante la Edad Media.

Entre su patrimonio religioso destacan la ex-colegiata de Santa María, de estilo barroco con su monumental fachada, y las iglesias de los Escolapios, del Carmen y San Francisco.

Arquitectura medieval en una de las calles de Alcañiz

Arquitectura medieval en una de las calles de Alcañiz

Ex-colegiata de de Santa María la Mayor en Alcañiz

Ex-colegiata de de Santa María la Mayor en Alcañiz

El Palacio Ardid es un edificio del siglo XVI que sigue la tipología de los palacios aragoneses. La edificación fue objeto de una profunda restauración y ahora es sede de la Biblioteca y Archivo Municipal de Alcañiz. Además, en su Auditorio se proyectan películas de estreno, de viernes a lunes.

El Palacio Ardid es sede de la Biblioteca y Archivo Municipal de Alcañiz.

El Palacio Ardid es sede de la Biblioteca y Archivo Municipal de Alcañiz.

Testimonio de los primeros asentamientos son las pinturas rupestres de Val del Charco del Agua Amarga, declaradas patrimonio de la humanidad por la UNESCO.

En cuanto a su patrimonio arqueológico, en los alrededores podrás visitar tres yacimientos íberos que forman parte de la Ruta de los íberos del Bajo Aragón: El Cascarujo, El Palao y El Taratrato. En Alcañiz se encuentra además el Centro de los Íberos del Bajo Aragón, CIBA. Su exposición arqueológica te ayudará a profundizar en el modo de vida de los pobladores íberos que habitaron este territorio.

Alcañiz es, además, una ciudad bulliciosa en la que a lo largo del año se celebran numeroas fiestas, aunque hay una que se vive con especial fervor: la Semana Santa, declarada Fiesta de Interés Turístico Nacional. En Alcañiz, como en el resto de los pueblos que integran la Ruta del Tambor y del Bombo, la Semana Santa es un auténtico espectáculo visual y sonoro.

En Alcañiz también se encuentra el ya famoso en todo el mundo circuito de Motorland Aragón, que acoge numerosas competiciones internacionales, entre ellas, uno de los premios del mundial de moto GP.

La celebración del Festival Internacional de los Castillos, entre los meses de julio y agosto, y de San Jorge (23 de abril) con el Vencimiento del Dragón, son otras de las citas importantes en el calendario festivo de la localidad.

Para disfrutar de la naturaleza, no tienes que irte muy lejos. A las afueras de Alcañiz, La Estanca regala al visitante paisajes de serena belleza, donde además podrás practicar la pesca, la vela o el piragüismo.

Muy próxima se halla comarca del Matarraña, con bellas localidades como Valderrobres y Calaceite y hermosos parajes como el Parrizal de Beceite. Acércate también hasta las Grutas de Cristal de Molinos, unas de las más espectaculares de Aragón.

 

Toda la información sobre esta escapada está disponible en la web de Turismo de Aragón. En Tarazona encontraremos diferentes empresas de turismo activo, servicios de alojamiento y restauración y una oficina de turismo que nos pueden ser de gran utilidad.