El arquitecto municipal Ricardo Magdalena proyectó en 1886 el edificio destinado a albergar a la Facultad de Medicina y Ciencias (actual Paraninfo de la Universidad de Zaragoza). En la construcción participó un amplio elenco de artistas y artesanos. El coordinador de la decoración escultórica fue Dionisio Lasuén.

La fachada del cuerpo principal está protagonizada por una portada de piedra que semeja un arco de triunfo. Adosadas a sus pilastras están las figuras en tamaño natural de cuatro médicos y científicos representados por estatuas sedentes sobre sillones: Andrés Piquer (obra de Jaime Lluch), Ignacio Jordán de Asso (de Dionisio Lasuén), Fausto de Elhuyar (de Jaime Lluch) y Miguel Servet (de Dionisio Lasuén).

Miguel Servet descubrió la circulación menor de la sangre

Miguel Servet descubrió la circulación menor de la sangre

Nacido a comienzos del siglo XVI en la localidad oscense de Villanueva de Sijena, Miguel Servet era un sabio renacentista en toda regla, con trabajos en ámbitos tan distintos como la astronomía, la filosofía, la historia, la teología, o por supuesto, la medicina. En el campo médico, Servet fue el descubridor de la circulación sanguínea pulmonar.

Además, fue uno de los primeros pensadores cristianos modernos que abogó por el derecho de cada individuo a seguir su propia conciencia y expresar sus propias convicciones, ya que pensaba que ninguna autoridad eclesiástica o religiosa tenía derecho a imponer creencias o a limitar la libertad de pensamiento. Unas ideas reformistas que lo llevaron a morir quemado en la hoguera en Ginebra en 1553.

Dirección: Edificio Paraninfo de la Universidad de Zaragoza, Plaza Basilio Paraíso, 4