Al final de la calle Miguel Servet se encuentra la actual Facultad de Veterinaria, que abrió sus puertas el curso 1951/1952. Desde que la reina Isabel II firmó en 1847 el Real Decreto por el cual se crearon las Escuelas de Córdoba y Zaragoza –solo existía la de Madrid– este centro tuvo numerosos emplazamientos en la capital aragonesa.

Según se detalla en el libro ‘Crónica de 150 años de estudios veterinarios en Aragón (1847-1997)’ de J. Gómez Piquer y J. M. Pérez García, su primera ubicación fue en el nº 59 de la calle Mayor, de allí pasó por otros cuatro lugares (calle Zaporta, Pabostría, San Pedro el Viejo y el exconvento del Carmen) hasta instalarse definitivamente en Miguel Servet 177.

La Facultad de Veterinaria es el centro de la Universidad de Zaragoza donde que se imparte la enseñanza de las titulaciones de grado, máster y doctorado en las diferentes ramas de las ciencias veterinarias.

La Facultad de Veterinaria diseñada en 1942 por Casimiro Lanaja Bel era de planta rectangular y tres alturas, que en la fachada a la calle Miguel Servet se convertían en dos debido al desnivel existente en el terreno. El vestíbulo era el elemento de distribución de los distintos espacios.

interior de la facultad de veterinaria de zaragoza

En la planta semisótano se localizaban la capilla y el aula magna, así como los servicios de Anatomía Patológica, las viviendas para el personal y almacenes; en planta primera se ubicaron la centralita telefónica, la secretaría y sus oficinas, el Decanato y la sala de profesores, salas de visitas y el bar.

Además de estos servicios, en dicha planta se situaron los grupos de enseñanza con mayor relacion con el exterior pero que no precisaban una entrada directa de animales, como eran los de Fisiología, Higiene y Patología, y Zootecnia, Fitotecnia e Inspección Sanitaria de Alimentos.

Finalmente, en planta segunda encontraron acomodo el resto de las enseñanzas: Física, Química y Farmacología, Histología y Bacteriología, y Zoología y Zootecnia General.

clase de la facultad de veterinaria de zaragoza

Este programa de necesidades se resolvió en un edificio de planta rectangular con dos patios interiores en torno a los cuales de distribuían los corredores de comunicación, localizando los espacios docentes en el corredor con fachada a la calle, lo que dotaba de esta manera de luz natural y abundante a las diferentes cátedras y laboratorios.

El aula magna se hallaba al fondo de la entrada principal, en el eje de simetría del edificio, y su volumen cuadrangular se destacaba en planta; asimismo, las esquinas de los lados estaban ocupadas por cátedras o aulas de menor capacidad que la magna, pero, igual que esta, se destacaban en planta, dibujando una fachada posterior con forma de tridente.

El sistema constructivo fue el ladrillo cara vista para los muros y el hormigón armado para el forjado de pisos, pilares y jácenas; la teja árabe se utilizó en las cubiertas a dos vertientes.

En alzado destaca la regularidad de los vanos adintelados que rasgan el muro y la presencia de un pórtico, también adintelado sobre escalinata. Este elemento confiere una imagen monumentalista al edificio ya que sus pilastras son de orden gigante y de piedra, destacándose del resto de los alzados.

En todos ellos predomina la sencillez y la austeridad, con ausencia de elementos ornamentales. Y gracias al uso del ladrillo y a la presencia del pórtico guardan una relación formal con los edificios universitarios de la plaza de San Francisco.

Dirección: Calle Miguel Servet 177
Teléfono: 976 761 611
Sitio web: https://veterinaria.unizar.es/