Eusebio Blasco (Zaragoza, 1844-Madrid, 1903) fue un prolífico escritor que abarcó un amplio abanico de géneros: comedia, poesía, artículos de prensa, zarzuela, novela, cuentos…

Comenzó su carrera periodística en Zaragoza y allí estrenó su primera obra teatral. Se trasladó a Madrid, donde colaboró con diferentes periódicos y revistas.

A lo largo de su vida, viajó por el mundo, fue redactor de Le Figaro en París. Ocupó puestos de relevancia en el mundo de la política, impartió conferencias, fundo la revista “Vida Nueva”, pero ante todo fue un prolífico escritor, destacando especialmente como comediógrafo.

Su fecundidad como comediógrafo le convirtió en el principal suministrador de piezas cómicas para el curioso fenómeno del “teatro por horas” que nació en Madrid a finales de los sesenta.

Arturo Mori, redactor de El Liberal y colaborador de La Voz deAragón, sugirió homenajear a Joaquín Dicenta y Eusebio Blasco, una idea que respaldó Heraldo de Aragón y que el Ayuntamiento decidió llevar a cabo, sumando la figura de Marcos Zapata.

Con este fin se encargó a tres escultores zaragozanos en actico, Honorio García Condoy, Félix Burriel y Enrique Anel, el modelado de los bustos que, sobre sencillos pedestales prismáticos (en los casos de Dicenta y Blasco con una pequeña fuente delantera), se hubieran de colocar en la plaza deAragón.

En septiembre de 1928 empezaron las gestiones sobre su ubicaciòn, decidiendo colocar el de Blasco en el Parque Grande. Se inauguró el 21 de octubre de 1928 y, a principios de 1934, unos vándalos robaron el de Blasco y el del Doctor Cerrada. Al no poder recuperarlos, el Ayuntamiento encargó a los autores unos nuevos. El de Blasco ya estaba modelado en mayo, y fue colocado en septiembre. Ambos artistas donaron su obra.

La obra de Enrique Anel se caracteriza por un claro carácter realista. Este hecho se acentúa en el caso de los retratos de tipo oficial como éste, que se inserta en la línea habitual de este tipo de encargos, que habían de representar al retratado de una forma fidedigna, enlazando con la tradición académica.

El personaje aparece de frente, ataviado con chaqueta y chaleco. El pedestal es de líneas sencillas y en su frente se dispuso una pequeña fuente, que en la actualidad cumple funciones de macetero.

Lleva en el frontal del pedestal la frase: “Zaragoza a Eusebio Blasco” y al pie del mismo : ” A la jota, por ella vivimos, por ella nacemos, con ella morimos”.

Dirección: Parque Grande José Antonio Labordeta