Heraldo de Aragón fue fundado por Luis Montestruc el 20 de septiembre de 1895.

Se inició con medios modestísimos, teniendo sus primeras oficinas en Coso, 86. Las dificultades económicas llevaron a Montestruc (que muere prematuramente a los 27 años, en 1897) a acudir a Antonio Motos para salvar el periódico.

Motos, comprendiendo la necesidad de contar con mejores medios compra el material al diario madrileño El Resumen. En 1898, el Heraldo se establece con imprenta propia en Coso, 74. La idea de un periódico independiente, eminentemente regional y defensor de los intereses aragoneses va tomando cuerpo.

En 1900 Motos abandona la dirección del periódico pero conserva la propiedad del mismo. Será sustituido por Darío Pérez Buscar y posteriormente por Francisco Aznar Navarro, a quien seguirá en tal cometido José Valenzuela La Rosa.

Este director reorganiza el periódico y logra su consolidación, introduciendo importantes mejoras.

En mayo de 1931, Heraldo inauguró su sede actual, en Independencia, 29. Su estructura vanguardista impone un toque de modernidad que lo hace sobresalir sobre el entorno, en el que es más frecuente el uso de estilos historicista y ecléctico.

Tras una serie de direcciones de menor duración, en 1952 es nombrado director Antonio Bruned Mompeón (1930-2001), que logra sacar al periódico de la difícil situación en la que estaba, consiguiendo hacerse de nuevo con el liderazgo de la prensa en Aragón.

En 1991 fallece el consejero-delegado Antonio de Yarza Mompeón (1943-1991), sustituido en el Consejo de Administración hasta la actualidad2​ por su hermana Pilar de Yarza Mompeón.

En el año 2000, el desacuerdo entre las familias Yarza y Bruned, culmina con la salida del grupo de los Bruned y de otros accionistas minoritarios. La familia Yarza se hace con el 70% del accionariado del periódico, con el 30% restante en manos de IberCaja.

Dirección: Paseo Independencia 29