Se documenta este palacio en el siglo XVI como residencia de la familia Gurrea de Castro. Francisco Gurrea, gobernador de Aragón, y su esposa Leonor de Castro fueron los padres de Francisco de Gurrea de Castro, Bayle de Aragón, familia que dio nombre a la que luego se llamaría Calle Gavín.

El edificio ha sido objeto a través de los siglos de obras de las que no se tiene constancia documental y ha sido rehabilitado de forma integral recientemente (2000-2002).

En origen de carácter unifamiliar, está edificada entre medianerías, con fachada a dos calles y ángulo con cantonada en caveto. Consta de cuatro plantas, y se remata en alero.

La fachada principal y su vuelta a la secundaria tienen una planta más y están ejecutadas en ladrillo; visto y zaboyado en el correspondiente a las tres primeras plantas. En estas plantas se abren vanos de distintas proporciones y características, varios son abalconados con derrame en jambas y dinteles, conservándose en algunos los arcos escarzanos de los originales.

Palacio de los Gurrea de Castro de Zaragoza

Sillares de la muralla en la fachada de la calle Antonio Gavín del Palacio de los Gurrea de Castro

Sillares de la muralla en la fachada de la calle Antonio Gavín

Palacio de los Gurrea de Castro de Zaragoza esquina d elas calles palafox y gavin

Detalle de la portada del Palacio de los Gurrea de Castro, en la que podemos observar los restos del antiguo arco de medio punto escarzano original

Detalle de la portada del Palacio de los Gurrea de Castro, en la que podemos observar los restos del antiguo arco de medio punto escarzano original

La última planta está ejecutada en ladrillo visto, pero en un aparejo muy definido a tizón que permite situarlo en el siglo XVII, por lo que la casa probablemente en origen es del siglo XVI con una reforma sustancial del XVII, en la que se haría esta última planta.

El mirador es de arcos de medio punto trasdosado con triple imposta ornamental a base de un listel y un bocel.

Remata la casa un alero sencillo de tablas sobre cañuelos. Por los datos documentales que se poseen sobre los propietarios de la casa en el siglo XVI y las características tipológicas que presenta, se trata probablemente de una edificación del siglo XVI, reformada sustancialmente en el siglo XVII (construcción de la última planta con el mirador) y con modificaciones de vanos del siglo XVIII-XIX y recientemente rehabilitada.

Esta casona está situada en la actual Calle Palafox nº 13, haciendo esquina con la Calle Gavín. La calle Gavín separaba el barrio de La Seo del de San Nicolás. Y era una prolongación de la calle del Garro para acceder a la antigua muralla desde la plaza de la Magdalena. En la la parte inferior del edificio aún podemos ver sillares de la muralla.

Dirección: Calle Palafox 13, haciendo esquina con la Calle Gavín

Conoce la arquitectura renacentista de la ciudad de Zaragoza