Zaragoza en el siglo XVI era una ciudad rica. Esta riqueza se podía medir por los edificios que se construyeron en esa época; de los casi 200 palacios que existieron hoy en día sólo se conservan un pequeño número ¡Os ayudamos a buscarlos!

 

La Lonja

Construida entre 1541 y 1551, la Lonja de Mercaderes está considerada la obra cumbre de la arquitectura civil renacentista aragonesa

En la Plaza del Pilar, nos encontramos con el edificio de La Lonja, centro del intercambio comercial en la próspera Zaragoza renacentista.

Construida entre 1541 y 1551, representa uno de los mejores ejemplos de la arquitectura renacentista y está considerado el edificio civil más importante del siglo XVI en Aragón. Se trata del edificio plenamente renacentista más importante de Aragón. También fue el primero en adoptar este estilo, con influencia del palacio florentino del quattrocento italiano, aunque con los matices del Mudéjar aragonés que podemos observar en la decoración de retratos de yeso policromado.

Don Hernando de Aragón, miembro de la Familia Real, arzobispo de Zaragoza y gran impulsor de las artes, propuso en 1541 al Concejo la construcción de un edificio destinado a albergar las relaciones entre comerciantes, que tradicionalmente se efectuaban alrededor del atrio de La Seo y otras iglesias.

Dirección: Plaza Nuestra Sra. del Pilar s/n, entre el Ayuntamiento y el Palacio Arzobispal

 

Palacio de la Real Maestranza

Palacio de la Real Maestranza

La antigua casa de Miguel Donlope es una construcción que fue ordenada por el jurista de origen converso Miguel Donlope. Es uno de los edificios renacentistas más singulares y mejor conservados de la capital aragonesa que data del primer cuarto del siglo XVI.

Para la construcción de la casa fueron llamados varios artistas que ejecutaron diferentes partes del edificio. Por prescripción del propietario se siguió el modelo del Palacio de don Juan de Coloma ubicado en el Coso.

Este edificio es un hito en la arquitectura civil, ya que en su construcción presenta una gran evolución artística. En la fachada se aprecian elementos que se convertirán en típicos de estas construcciones como el acceso en arco de medio punto, la ordenación en altura en tres pisos y la galería de arcos doblados.

En esta zona también destacan los tres salones utilizados por la Real Maestranza para sus reuniones estratégicas. Estas salas se siguen utilizando hoy en día como punto de encuentro entre los miembros de la Real Maestranza de Caballería aragonesa.

Dirección: Calle Diego Dormer, 21

 

Palacio de Argillo

Patio interior del Palacio de Argillo, actual Museo Pablo Gargallo

El Palacio de los Condes de Argillo fue en origen la casa nobiliaria de Don Francisco Sanz de Cortés, infanzón zaragozano cuya prosperidad económica y social le lleva a ampliar su casa, sita en la Plaza San Felipe, entre 1659 y 1661, para darle un aspecto nobiliar acorde con su nueva posición; para ello añadirá una nueva fachada, el patio, la escalera y el salón en la parte delantera de la planta noble.

Nombrado Marqués de Villaverde en 1670 por Carlos II, van a sucederse con su hijo y nieto, una serie de reformas en el palacio que afectarán en parte a la iglesia de San Felipe, con la que compartía medianiles.

Las trazas del edificio pertenecen a Juan de Mondragón, sucedido en el trabajo a partir de 1660 por Felipe Busignac y Borbón. Los canteros que trabajaron en la labra de las columnas y demás elementos de piedra fueron Domingo de Espés, mayor y menor, Juan Sancho y Martín de Abaría.

Desde 1985 es la sede del Museo Pablo Gargallo, museo monográfico dedicado a la obra del escultor aragonés Pablo Gargallo. Contiene esculturas, dibujos, grabados y los cartones realizados a modo de patrones para formar algunas de sus esculturas, así como el Fondo de Documentación relativo al propio artista y a la escultura contemporánea.

DirecciónPlaza San Felipe, 3

 

Patio de la Infanta

Patio de la Infanta de Zaragoza

En el interior de la sede central del grupo bancario Ibercaja, un moderno edificio de cristal situado justo al lado la plaza Basilio Paraíso, se encuentra una de las obras maestras del renacimiento aragonés, el zaguán de la casa Zaporta, más conocido como Patio de la Infanta.

El nombre proviene de la Infanta María Teresa de Vallabriga, esposa de Luis de Borbón y Farnesio -hermano del rey Carlos III-, que ya viuda regresó a Zaragoza para vivir a partir de 1785 en el Palacio de Zaporta. Esta casa palacio sirvió de residencia a importantes personajes aragoneses como el Cronista Mayor del Reino Lupercio Leonardo de Argensola, Ramón Pignatelli o la anteriormente mencionada Infanta Maria Teresa de Vallabriga.

A lo largo del siglo XIX tuvo diferentes usos, como albergue de un destacamento militar o como sede de la Escuela de Bellas Artes. Tras algo más de tres siglos en pie, en 1903 se demolió el inmueble. Del derribo se salvaron la techumbre mudéjar, que puede verse en el Museo de Zaragoza, y el impresionante patio, que se trasladó piedra a piedra hasta la casa del rico anticuario francés Fernand Schultz, que lo salvó de la destrucción.

En 1957 Ibercaja compró el patio y en 1980 lo reconstruyó dentro de su sede central. En la actualidad, el Patio de la Infanta es un espacio dedicado a la organización de congresos, conferencias y exposiciones.

Dirección: Calle San Ignacio de Loyola, 16 (Sede Central de Ibercaja)

 

Palacio de los Luna

Palacio de los Luna en el Coso de Zaragoza

Situado en la intersección del Coso con la Avenida Cesar Augusto, a pocos minutos de la Plaza de España, el Palacio de los Luna es uno de los ejemplos más importantes de la arquitectura palacial en Zaragoza.

Durante el reinado de Fernando el Católico la ciudad conoció un importante desarrollo económico que se concretó en grandes casas-palacio realizadas entre finales del siglo XV y comienzos del XVI.

Este palacio fue concebido con un especial acento monumental en relación con la destacada posición social del propietario, don Pedro Martínez de Luna, Conde de Morata y Virrey de Aragón.

La mansión de los Morata pasó por enlace matrimonial a los Condes de Perelada en el siglo XVIII, que la cedían en 1725 al monarca para residencia real, siendo a partir de entonces residencia de los Capitanes Generales Presidentes de la Real Audiencia.

En la actualidad es la sede del Tribunal Superior de Justicia de Aragón.

Dirección: Coso 1

 

Palacio de Fuenclara

El Palacio de Fuenclara

El Palacio de Fuenclara se encuentra en pleno Casco Histórico, a escasos metros de la calle Alfonso I y de la plaza de San Felipe, zona que fue un importante enclave aristocrático en la ciudad.

Fue construido en la segunda mitad del siglo XVI por encargo de Antonio Agustín, padre del arzobispo de Tarragona y eminente canonista. Antonio Agustín compró a mediados del siglo XVI varias casas pequeñas en la plaza de San Felipe, formando una más grande que confrontaba con la de don Pedro de Gurrea, Gobernador de Aragón (más tarde Palacio de los Urriés).

Su fachada fue elaborada en ladrillo cara vista y su estructura respondía a la estética renacentista del momento. Con una marcada tendencia horizontal, en cuatro pisos, la planta baja está ocupada actualmente por locales comerciales que ocultarían el primitivo acceso en arco de medio punto.

En el siglo XIX el entonces propietario del inmueble Manuel Dronda Lausín lo legó al arzobispo de Zaragoza para que se destinase a sede de la Sociedad Protectora de Jóvenes Obreros y Comerciantes.

Posteriormente, a finales del siglo XIX se convirtió en el Círculo Católico de Obreros.

En el año 2003 se declaró Bien de Interés Cultural y el Ayuntamiento de Zaragoza llegó a un acuerdo con el Arzobispado, convirtiéndose en un espacio público. El edificio está rehabilitado, pero en desuso.

Dirección: Calle Fuenclara, 2

 

Casa del Prior Ortal

Casa del Prior Ortal Calle Santa Cruz Zaragoza

El edificio estaba situado en el centro de la antigua Zaragoza romana, en la calle de Santa Cruz, ocupando los nº 5, 7 y 9 (actuales), con fachada también a la calle Jusepe Martínez. Se trata de un palacio urbano construido en el siglo XVI como residencia del Prior Ortal, miembro de una noble familia zaragozana.

Entre ellos sobresalieron sobre todo Jerónimo, uno de los pocos aragoneses que participaron en el descubrimiento de América, conquistador del Orinoco y Gobernador de la Costa del Marañón y Lupercio, Prior de La Seo zaragozana.

Durante el siglo XX en el palacio se instalaron un buen número de creadores aragoneses de la época, entre los que se encontraban el pintor Eduardo Laborda, el decorador Carlos Roldán, el Grupo Forma (Paco Rallo, Marteles, Gimeno, Cortés Simón) o Pilar Burges.

En definitiva, el edificio se convirtió en un centro artístico de primer orden, una verdadera residencia de artistas. En 1982 el edificio fue declarado en ruina, aunque en él todavía vivían varios inquilinos. Entre 1991 y 1992 el edificio fue completamente rehabilitado destinándose el edificio a viviendas, restaurante, sala de exposiciones, etc., alterando su estructura interna, aunque aún permanecen visibles algunos de los elementos originales.

El elemento de mayor interés es el patio interior, que en la actualidad ha quedado incluido dentro del restaurante-cantina Borago. En los bajos del inmueble también se encuentra el Vivalavida.

Dirección: Calle Santa Cruz 5, 7 y 9

 

Casa de los Morlanes

La fachada en ladrillo bellamente ornamentada de la Casa de los Morlanes

La Casa de los Morlanes es una casa palaciega que responde a la tipología del palacio aragonés renacentista del siglo XVI, de la que tan sólo se conserva la fachada en ladrillo bellamente ornamentada.

No está claro que la casa que nos ocupa fuera la residencia de los Morlanes, familia de insignes juristas y artistas que poseían varias casas en esta zona, ni tampoco que Gil Morlanes “El Joven” fuera el autor de las decoraciones en relieve de la fachada, fechadas en 1555 en una de las ventanas, pues el escultor había muerto unos años antes. El único dato fidedigno que se posee, es que en 1555 se estaban haciendo las decoraciones de las ventanas.

En la decoración del exterior de la Casa de los Morlanes se puede “leer” la historia del pueblo judío en tierras aragonesas hasta su expulsión en 1492.

El palacio fue levantado unas décadas después de esta fatídica fecha, y parece que el arquitecto del palacio quiso recordar a quienes habitaron estas callejas durante siglos, a pesar de que ya todas se hubiesen “cristianizado” con nombres de santos y la Sinagoga Mayor se hubiese transformado en el Real Seminario de San Carlos.

Dirección: Plaza de San Carlos 4, enfrente de la Iglesia y Seminario de San Carlos Borromeo y junto a la Calle San Vicente de Paúl

 

Palacio de los Duques de Villahermosa (Colegio Público Santo Domingo)

Colegio Público Santo Domingo (Antiguo Palacio de los Duques de Villahermosa)

Colegio Público Santo Domingo (Antiguo Palacio de los Duques de Villahermosa)

Enclavado en el número 60 de la calle Predicadores, en el barrio de San Pablo, este majestuoso edificio barroco fue construido entre 1672 y 1690 como residencia de los Duques de Villahermosa, una importante familia de la época.

A lo largo de su historia ha albergado el Tribunal de la Inquisición, la Cárcel de Mujeres, los Juzgados y el Archivo Municipal.

Completamente restaurado en 1981, el complejo rezuma arte por los cuatro costados. En la actualidad es la sede del Colegio Publico de Santo Domingo, donde estudian 180 alumnos de infantil y primaria.

La impresionante fachada está construida de ladrillo al igual que el resto del edificio. Destaca desde la distancia el amplio portal, con anchas columnas rematadas en arcos de medio punto y los balcones del piso superior con todas sus ventanas blancas, coronadas por los vitrales representativos de las edificaciones zaragozanas de la época.

Dirección: Calle Predicadores, 60

 

Palacio Armijo (Sede del Justicia de Aragón)

Palacio de Armijo

El palacio Armijo es de reducidas dimensiones y sigue la tipología propia de los palacios aragoneses del siglo XVI. Las fachadas, construidas con ladrillo, constan de cuatro plantas con vanos abalconados en la segunda y la tercera, y galería corrida superior con arcos doblados, de medio punto, sobre una imposta horizontal de doble listel, bajo pronunciado alero de madera de canes en forma de voluta.

En mayo de 1969 el edificio es declarado en ruina, paradójicamente en el mismo año en que el Barrio de La Seo se declara Conjunto Histórico-Artístico. De nada le sirvió tal declaración al palacio, ya que en junio de 1971 se comenzó a derribar, derribo que la Dirección General de Bellas Artes paralizó.

En el momento de la paralización el edificio estaba parcialmente derruido, no quedando en pie nada más que la fachada de Don Juan de Aragón, la de la calle Lucero y las crujías que rodeaban el patio.

En 1994 los arquitectos Isabel Elorza García y Manuel Fernández Ramírez fueron contratados para remodelar el edificio y establecer en él la . El edificio fue inaugurado el 20 de diciembre de 1995, fecha en la que se conmemoraba el 404 aniversario de la ejecución del Justicia don Juan de Lanuza.

Dirección: Calle Don Juan de Aragón, 7, esquina con la Calle del Lucero

 

Palacio de los Gurrea de Castro

Vista del Palacio de los Gurrea de Castro de Zaragoza desde la Calle Palafox

Se documenta este palacio en el siglo XVI como residencia de la familia Gurrea de Castro. Francisco Gurrea, gobernador de Aragón, y su esposa Leonor de Castro fueron los padres de Francisco de Gurrea de Castro, Bayle de Aragón, familia que dio nombre a la que luego se llamaría Calle Gavín.

El edificio ha sido objeto a través de los siglos de obras de las que no se tiene constancia documental y ha sido rehabilitado de forma integral recientemente (2000-2002).

En origen de carácter unifamiliar, está edificada entre medianerías, con fachada a dos calles y ángulo con cantonada en caveto. Consta de cuatro plantas, y se remata en alero.

Dirección: Calle Palafox 13, haciendo esquina con la Calle Gavín

 

Palacio de Huarte (Archivo Histórico Provincial)

Archivo Histórico Provincial De Zaragoza (Palacio de Huarte)

Ubicado en la calle Dormer, lindando con la Plaza de Santa Marta y la Real Maestranza de Caballería, se levanta el edificio conocido como Palacio de Huarte o de Frías.

Debe su nombre a su último propietario, Mariano Frías, marqués de Huarte, puesto que no se tienen referencias sobre quién pudo ser el primer poseedor. Sin embargo, el tipo de edificio hace pensar en un ciudadano de posición social relevante.

Fue construido en la primera o segunda década del siglo XVI, cuando comienzan a abandonarse las formas del Gótico final sustituidas por las del primer Renacimiento.

Dirección: Calle Dormer, 6 y 8

 

Palacio Ignacio Jordán de Asso

Vista del Palacio Ignacio Jordan de Asso desde la plaza homónima

Aunque poco se sabe exactamente del origen de este inmueble, la casa -muy próxima a la iglesia de La Magdalena y a la antigua puerta de Valencia– comenzó a construirse ya entrado el siglo XVI.

Si las paredes del edificio hablaran podrían contar historias de nobles, traiciones, audiencias, amoríos, belicosos proyectos… Se cuenta que lo habitó Juan Campi, que fue el Justicia que sucedió a Juan de Lanuza tras su decapitación en 1591 después de haberse enfrentado a la voluntad de Felipe II en defensa de los Fueros de Aragón.

Entre sus insignes moradores figura Ignacio Jordán de Asso, a quien recuerda una de las estatuas del Paraninfo.

En 1931, Regino Borobio hizo una remodelación interior, habilitando el ático para vivienda y, más tarde, en 1993, la arquitecta municipal Úrsula Heredia protegió la caja de escaleras y restauró la fachada principal que, hasta hace poco, continuaba tapada por un sinfín de andamios.

En su día estuvo llamado a convertirse en la sede del Museo de los Sitios, pero finalmente se optó por reconvertirlo en viviendas.

Dirección: Plaza Ignacio Jordán de Asso 4

 

Palacio de los Pardo (Museo Goya)

Palacio de los Pardo (Museo Goya)

El Palacio de los Pardo, también denominado Casa Aguilar, fue construido hacia 1550. El palacio perteneció en origen al infanzón Jerónimo Cósida y a su esposa Violante de Albión, representantes de dos familias de cierto rango en la ciudad.

Su patio recuerda al de la Infanta, está decorado con grutescos y medallones en relieve y sin duda constituye una de las joyas que guarda el edificio.

Durante los Sitios de Zaragoza (1808-1809) fue sede de la Capitanía General. En 1903 pasó a ser sede de la Escuela de Música bajo la dirección de Antonio Lozano. Más tarde se alojó en el palacio la Filmoteca de Zaragoza. Tras tener diversos dueños y usos, en 1976 fue adquirido por Ibercaja para destinarlo a su Obra Social y se restauró bajo la dirección del arquitecto Regino Borobio.

Desde el 1 de abril de 2007, el museo permaneció cerrado debido a unas importantes reformas que transformaron su interior. Se trabajó en la reforma integral de los espacios museográficos del centro para convertir en su pilar esencial la única colección completa de grabados de Goya que se halla expuesta en un museo. El proyecto arquitectónico configuró el museo como un discurso cronológico en torno a la figura del pintor aragonés.

DirecciónCalle de Espoz y Mina, 23

 

Palacio de Sástago

Vista del Palacio de Sastago desde El Coso zaragozano

El Palacio de los Condes de Sástago está situado en el Coso junto al solar hoy ocupado por la Diputación de Zaragoza, al que pertenece el edificio desde su compra en el año 1981.

Este interesante edificio Renacentista presenta relaciones formales con otros palacios construidos en la capital aragonesa en la misma centuria, como el de Zaporta o el de los Luna.

De un sobrio exterior, la fachada principal del Palacio de Sástago es una construcción de ladrillo que ha sufrido algunas transformaciones respecto de su aspecto original. Se articula en tres plantas o pisos; en el bajo se abren dos portadas que debieron sustituir a la original que con toda seguridad, estaría situada bajo el vano central de la planta noble.

Desde el año 1984 el edificio funciona como centro de exposiciones en el patio y otras salas de la planta baja, mientras que las superiores están dedicadas a otras actividades del Área de Cultura de la Diputación Provincial de Zaragoza.

Dirección: Coso, 44

 

Casa Palacio de los Torrero (Colegio Oficial de Arquitectos)

Casa Palacio de los Torrero

La Casa de los Torrero es una de las más antiguas de su época en la ciudad, e ilustra la fase evolutiva de la arquitectura doméstica donde la tradición Gótica va dando paso al nuevo estilo renacentista. Fue construido por Miguel Torrero hacia finales del siglo XV y principios del siglo XVI  (1500-1508).

El edificio fue ampliado a mediados del siglo XX al ser adquirido por las religiosas de la Consolación. En 1946 Regino Borobio dirigió la reforma que permitió su ampliación hacia la Plaza Santa Cruz y la elevación de dos pisos en la parte antigua con refuerzo de la estructura.

En la década de 1980 el edificio se rehabilitó nuevamente para ubicar la sede del Colegio Oficial de Arquitectos.

Dirección: Calle San Voto, 7

 

Palacio de Montemuzo

Palacio de Montemuzo

El palacio de Montemuzo es un conjunto de propiedades formado por el antiguo palacio renacentista de Montemuzo y la modernista casa Artiach. El palacio es una obra de finales del siglo XV, mientras que la casa Artiach es una construcción eclecticista con elementos decorativos modernistas de comienzos del siglo XX. Atribuida erróneamente al arquitecto Ricardo Magdalena, su autor es el arquitecto catalán Luis Salas Ricomá cuyo proyecto se fecha en 1906.

El inmueble configurado por ambas construcciones, comunicadas a nivel de planta baja por un pasaje, ocupa un solar extenso y de contorno irregular. La fachada del palacio renacentista abre a la calle Santiago. Está organizada en tres plantas, abriéndose en la baja la gran puerta en arco de medio punto con jambas de piedra. Se trata de una amplia portada que permitía el acceso de carruajes y personas. En la planta noble abren tres balcones, y sobre ella, una galería de arquillos doblados de medio punto. Remata la fachada con un prominente alero de madera.

El palacio de Montemuzo fue adquirido por el Ayuntamiento de Zaragoza en 1985, y se encontraba en lamentable estado de conservación. La rehabilitación se prolongó durante cinco años y la obra fue dirigida por Javier García de Parada y Ricardo Usón. Costó más de 2,7 millones de euros.

Desde 1994 el Palacio de Montemuzo es sede de la hemeroteca, la biblioteca y el archivo del Ayuntamiento y cuenta además con una sala de exposiciones temporales.

Dirección: Calle Santiago 34, a pocos pasos de la Plaza del Pilar y la Calle Don Jaime

 

Palacio Argensola

Palacio Argensola

El edificio fue construido posiblemente para los Albión, siendo residencia del matrimonio formado por Lupercio Leonardo de Argensola y Mariana Bárbara de Albión a finales del siglo XVI.

Consta de planta sótano, tres plantas y doble ático. En la planta baja se ubica el acceso, que da paso al zaguán que conduce al patio de reducidas dimensiones. Junto éste arranca la escalera que desemboca en un paseador que comunica los diferentes espacios de la planta noble. Se han conservado los forjados del paseador y la techumbre de madera decorada del salón noble.

En dicho edificio nació el 5 de abril de 1896 el arquitecto y urbanista Fernando García Mercadal. Una placa descubierta por el Ayuntamiento de Zaragoza en su fachada recuerda la efeméride.

El edificio fue reformado en 1989 por Fernando Aguerri. El proyecto de rehabilitación de edificio de viviendas fue premio “Europa Nostra” 1991 por la recuperación de un edificio histórico restaurando sus elementos originales y no destruyendo las intervenciones posteriores que aportaban cultura arquitectónica y mejoraban el edificio.

Dirección: Calle de Argensola, 2 (entre la Callle Mayor y la Plaza San Pedro Nolasco)

 

Casa del Canal o de los Tarín 

Casa del Canal o de los Tarín Plaza de Santa Cruz de Zaragoza

La Casa del Canal o de los Tarín recibe su nombre de los ilustres personajes que la habitaron, Juan y Esteban Gil Tarín, Justicias de Aragón.

El palacio del siglo XVI está concebido según el modo tradicional de los palacios de la época renacentista, estructurándose sus estancias a partir de un patio central, aunque las transformaciones hayan alterado sustancialmente esta distribución original.

Del edificio originario se conservan, además del alero de la fachada, las antiguas cuadras del palacio en el semisótano, con entrada a través del patio. En el piso noble además se conserva parte de la carpintería original y sencilla techumbre de madera junto al antiguo oratorio.

El edificio ha sido reutilizado a lo largo de su historia, lo que la ha sometido a sucesivas transformaciones; fue Sede del Tribunal de la Santa Inquisición entre 1706 y 1759, albergó la sede de la Dirección del Canal Imperial de Aragón durante más de 150 años y posteriormente de la Sociedad Aragonesa El Cachirulo.

DirecciónPlaza de Santa Cruz 17 y 19