La mayoría de pasajes industriales tienen nombres propios, los dueños y señores de las fábricas que humeaban en la Zaragoza de mediados del siglo XIX.

El de los hermanos García Gil, empresarios textiles, se inauguró en 1898 tal y como recuerda el enrejado de la entrada norte.

El Pasaje de los Giles es uno de los rincones más bonitos del Tubo, la zona de tapeo más popular de Zaragoza.

Fue diseñado por Ricardo Magdalena e integra el patio del antiguo Palacio de los Esteban, del siglo XVI.

Hay comercios, oficinas y balcones que derraman vegetación.

Es un paso donde se respira silencio y calma, y ​​una placa invita a respetarlos.

Dirección: Entre las calles Estébanes y Cuatro de Agosto