La mayoría de pasajes industriales tienen nombres propios, los dueños y señores de las fábricas que humeaban en la Zaragoza de mediados del siglo XIX.

El de los hermanos García Gil, empresarios textiles, se inauguró en 1898 tal y como recuerda el enrejado de la entrada norte.

El Pasaje de los Giles es uno de los rincones más bonitos del Tubo. Está situado entre las calles Estébanes y Cuatro de Agosto, fue diseñado por Ricardo Magdalena e integra el patio del antiguo Palacio de los Esteban, del siglo XVI.

Hay comercios, oficinas y balcones que derraman vegetación.

Es un paso donde se respira silencio y calma, y ​​una placa invita a respetarlos.

Dirección: Entre las calles Estébanes y Cuatro de Agosto