El establecimiento que propulsó la cocina siria en Zaragoza a través del Siriana, en la Calle Miguel Servet, tiene ahora un nuevo local en el número 28-30 de la Calle Mayor.

Los propietarios son Lian Alahmad y Yousef Shahibar, dos jóvenes refugiados que llegaron a nuestra ciudad en 2016 huyendo de la guerra que asolaba a su país.

La carta es suculenta y apetitosa: sirven platos típicos de oriente medio como el humus, los falafel y los pinchos de carne, pero también hay combinaciones menos conocidas en España como el warak enab, hojas de parra rellenas de arroz y verduras, la muhammara, crema de pimientos asados, el labna, crema de queso siria con sésamo negro y aceite, el pincho moruno, el shish tawon, pincho especiado de pechugas de pollo o el kebba Alepo, croquetas rellenas de ternera.

No han olvidado los platos que cuentan con un ingrediente fundamental en su gastronomía: la berenjena. Destacan el mutabal -berenjenas asadas con remolacha- o el baba gannouj– berenjenas asadas con pimientos, tomate, pepino y otras verduras-.

Su plato estrella es el Sogok, más conocido como el secreto de la abuela, que proviene directamente del recetario familiar.

Dentro de los postres, merecen mención especial la baklawa y la mehalabia.

Además, el 5% de los beneficios van destinados a colaborar con distintos proyectos de ayuda a los refugiados.

Dirección: Calle Mayor 28-30, en el local que muchos años fue el restaurante La Yedra
Teléfono: 633 136 915