La obra fue un encargo de la empresa Opel España al escultor Miguel Ortiz Berrocal para conmemorar el lanzamiento del nuevo modelo de Opel Vectra.

Posteriormente, la empresa la donó al Ayuntamiento de Zaragoza para su exposición pública. Tras buscar un emplazamiento adecuado, el escultor eligió la plaza de San Bruno, detrás de la catedral de San Salvador.

La obra de Berrocal encierra tensión, capacidad comunicativa que habla de lo de dentro, de la musculatura interior del torso.

Este es uno de los torsos más sencillos, una forma casi abstracta, una plancha que en su ondulación diseña el ritmo de la musculatura.

En la parte delantera del pedestal figura la siguiente inscripción: «Berrocal. Torso Vectra 1996. Obra donada por Opel España al Ayuntamiento de Zaragoza».

Dirección: Plaza de San Bruno, Junto al muro norte de La Seo