Es uno de esos lugares donde parece que el tiempo se haya detenido años atrás, cuando todo era más sencillo y la gente no tenía tanta prisa.

Hay que imaginar la entrada gótica, con sus muros pétreos, sus bóvedas y la paz que respiran los antiguos edificios, para darse cuenta lo bien que se puede estar tomando algo en un lugar así.

Carta de cócteles con gran respeto por los clásicos, y propuestas muy vanguardistas, siempre con cuidadas presentaciones y a precios muy razonables. Aquí los bartenders saben qué se traen entre manos y lo mejor es dejarse aconsejar por ellos.

También ofrece horchata, leche merengada, granizados de limón, café o fresa y batidos de fruta.

cafe odeon zaragoza

Cócteles en el Café Odeón

El interiorismo ha respetado la estructura original del local -con bóveda de ladrillo visto- con el objetivo de recrear una atmósfera misteriosa, de darle un toque “trendy-trash” con paredes semidesconchadas y ladrillo visto.

El aura Old School se acentúa gracias a la sinuosa barra de mármol, la iluminación tenue y elementos decorativos originales.

Su terraza, tranquila y sombreada, es uno de los lugares más frescos y deliciosos de la ciudad. Cuando alcéis la vista os encontraréis con el pináculo de la catedral de La Seo. Sí, parece un milagro.

Sentarse una noche de primavera en su terraza llena de palmeras centenarias con un cóctel entre las manos os hará sentir como los verdaderos protagonistas de la Dolce Vita.

Un lujo asequible  que de tan bonito duele un poco.

batido y granizado en el odeon cafe

Café Odeón

terraza de verano del cafe odeon

Dirección: Plaza San Bruno, 1, Zaragoza