José María Lacarra de Miguel es una de las calles mas céntricas y concurridas de Zaragoza, y se extiende desde San Ignacio de Loyola hasta el Camino de las Torres, atravesando León XIII San Vicente Mártir.

Cronistas nacionales y extranjeros de todas las épocas han descrito a la calle José María Lacarra de Miguel desde su surgimiento como «una de las calles más animadas de Zaragoza».

En la calle José María Lacarra de Miguel aun hoy se mantiene esa tradición y funciona atestada de establecimientos minoristas que se recorren con la tranquilidad y naturalidad de un paseo.

Restaurantes, hostales, parques, galerías de arte, proyectos culturales, tiendas, bancos y farmacias se suceden y forman parte de la vida habitual de la calle.

En el número 7 se encuentra Cierzo Urban Trends. Fundada en 1984, Cierzo es una tienda pionera en Zaragoza y España en surf, windsurf y skate. Pronto se situó como referente nacional en deportes gliss, tanto en material duro como en moda y tardó poco en obtener reconocimiento dentro y fuera de nuestra ciudad.

cierzo urban trends

En el 11 se sitúa Finca la Bombonera. Se ha convertido en un líder gastronómico indiscutible, en un restaurante de gran creatividad tan atrevida como con los pies en el suelo. Su cocina es muy original, pero los platos siempre son suculentos y reconocibles.

Como por ejemplo, los raviolis con foie. O los huevos rotos en salsa de setas. O los daditos de solomillo estilo porteño, de una cremosidad perfecta.

 restaurante finca la bombonera

En el número 18 se ubica Atípico, un restaurante que ofrece una cocina imaginativa que toma los productos de Aragón como referencia para sus interpretaciones.

Son creativos, pero sus platos siempre son suculentos y reconocibles. Como por ejemplo, el pulpo a la llama, las madejas caseras a la plancha, el atún encebollado o la morcilla de Burgos con pimientos de padrón.

Además de comida que te llevará de vuelta a los recuerdos, momentos y lugares que amas, en la carta también hay platos “atípicos”, con sabores de países lejanos, como el ceviche de pez mantequilla, el Okinomiyaki (pizza/tortilla japonesa), la lasaña coreana, el tataki de toro con 6 salsas distintas, o el baozi de rabo de toro.

Restaurante Atípico zaragoza

Eso (y muchísimo más) es José María Lacarra de Miguel: un lugar donde es fácil perderse y sentirte dentro de una aventura, una locura y un remanso de paz, todo depende de donde estés y del momento del día.

La esquina de León XIII y Jose María Lacarra de Miguel

La esquina de León XIII y Jose María Lacarra de Miguel

Siempre está llena de gente de todas las edades, por lo que es un gran lugar para experimentar la atmósfera incomparable del centro de Zaragoza.

Todo el conjunto arquitectónico y humano es impresionante, y el paseo por una de las principales arterias comerciales y turísticas de Zaragoza se hace totalmente ineludible, tanto para los viajeros que llegan por primera vez a la capital maña como para aquellos que la conocen como la palma de su mano.

Vista de la sede central de Ibercaja desde la calle San Ignacio de Loyola

Vista de la sede central de Ibercaja desde la calle San Ignacio de Loyola

Confluencia de las calles San Ignacio de Loyola y Jose María Lacarra de Miguel

Confluencia de las calles San Ignacio de Loyola y Jose María Lacarra de Miguel