La Casa de los Morlanes es una casa palaciega que responde a la tipología del palacio aragonés renacentista del siglo XVI, de la que tan sólo se conserva la fachada en ladrillo bellamente ornamentada.

No está claro que la casa que nos ocupa fuera la residencia de los Morlanes, familia de insignes juristas y artistas que poseían varias casas en esta zona, ni tampoco que Gil Morlanes “El Joven” fuera el autor de las decoraciones en relieve de la fachada, fechadas en 1555 en una de las ventanas, pues el escultor había muerto unos años antes.

El único dato fidedigno que se posee, es que en 1555 se estaban haciendo las decoraciones de las ventanas. Y de este dato saltamos a los datos documentales de los siglos XIX y XX, cuando la finca ya se había dividido en dos, y convertido en casas de vecindad, desapareciendo los elementos fundamentales de las características palaciegas en su interior.

Casa de los Morlanes

Decoración del Exterior de la Casa de los Morlanes (Imagen: Willtron con licencia CC BY-SA 3.0)

Se sabe que en la finca nº 3 era objeto de obras en el siglo XIX, todas ellas referentes a modificaciones y aperturas de vanos en fachada, que seguramente irían acompañadas de obras en el interior, cuya ejecución quedaba fuera de la competencia municipal.

A finales del siglo XIX la casa nº 3 era propiedad de José Higueras que en 1874, 1887 y 1889 modificó los vanos del ático (rasgado y abalconado), los de la planta baja, y convirtió en balcón alguno de la primera planta. La finca nº 4 fue objeto en 1907 de obras, dirigidas por el arquitecto José de Yarza y por encargo del Seminario Sacerdotal, propietario de la misma.

En este momento todas las ventanas de la planta principal fueron convertidas en balcones, se rasgó algún vano más del mirador de arquillo y se modificó la planta baja, abriendo pequeños balcones sin vuelo.

Casa de los Morlanes

Relieve de la fachada de la Casa de los Morlanes (Imagen: Turol Jones con licencia CC BY 2.0)

El inmueble es propiedad del Ayuntamiento de Zaragoza, quien lo ha destinado a diversas actividades culturales y sociales. Actualmente es la sede de Acción Social, de los Servicios Sociales Comunitarios y Especializados, Servicio de Juventud, y del CIPAJ. También alberga la Filmoteca de Zaragoza, y se celebran exposiciones de Fotografía y otras Artes Visuales.

La llamada Casa de los Morlanes ocupa una amplia e irregular parcela en el centro de lo que fuera la judería de la ciudad, y consta de tres plantas y sótano abovedado, rematada en alero.

En el interior no se conserva nada original, aunque se sabe que tuvo una escalera con antepechos decorados y capilla.

Su exterior responde a la tipología habitual palaciega renacentista. En la planta baja destaca la portada, en arco de medio punto de rosca de ladrillos a sardinel, trasdós moldurado y jambas de piedra cajeadas.

Ventana flanqueada por estípites y llamativos relieves en la Casa de los Morlanes

Ventana flanqueada por estípites y llamativos relieves (Imagen: Turol Jones con licencia CC BY 2.0)

La decoración situada en la planta principal o noble es uno de los pocos restos antiguos. Los balcones aparecen flanqueados por estípites y llamativos relieves, coronados con frontones rectos y curvos que albergan importantes representaciones iconográficas.

Según Santiago Sebastián, las escenas están relacionadas con “un programa institucional monárquico basado en temas de la Historia de Israel tales como el Juicio de Salomón, David con el arpa ante Saúl, y la reina de Saba interrogando al sabio Salomón y otras del mundo romano”.

Este tipo de ornamentación simbólica es propia de finales del Renacimiento y comienzos de un nuevo estilo, el Manierismo. Se remata la fachada con el mirador de arquillos y una cornisa, en lugar del típico alero de madera.

La fachada en ladrillo bellamente ornamentada de la Casa de los Morlanes

La fachada en ladrillo bellamente ornamentada de la Casa de los Morlanes

Nada queda al interior de las estructuras arquitectónicas habituales (patio, caja de escalera, etc), desaparecidos seguramente en reformas decimonónicas.

Dada la escasez de edificios de estas características, la llamada Casa de los Morlanes resulta un ejemplo excepcional en el contexto de la arquitectura renacentista conservada por el tratamiento ornamental, mostrando una fase más de la evolución del renacimiento en Zaragoza y Aragón.

Dirección: Plaza de San Carlos 4, frente al antiguo Real Seminario de San Carlos Borromeo
Teléfono: 976 72 18 00
HorariosDe martes a sábados de 10 a 14 h. y de 17 a 21 h. Domingos y festivos de 10 a 14 h. Lunes cerrado