Ponedlo en la lista de los que no se pueden no conocer.

El Ginger Fizz Bar lo tiene todo para atraer a la gente cool: un cuidado interiorismo en el que el verde de la vegetación y el juego de las luces y sombras de su original iluminación son los protagonistas, mesas comunitarias de madera, ladrillos a la vista, ventanales abiertos a la calle, terraza…

La carta, además, está hecha para producir ataques de priapismo entre los modernos, con una amplia variedad de cócteles (su especialidad) y tapas de estilo joven y creativo, pero sin juegos de manos.

Soygre Makis en formación y listos para combatir tu hambre y tus ganas de Ginger.

Soygre Makis en formación y listos para combatir tu hambre y tus ganas de Ginger

Cebiche de atún con zumo de yuzu

Cebiche de atún con zumo de yuzu

Tempura de langostinos tigre con salsa cremosa picante

Tempura de langostinos tigre con salsa cremosa picante

Empanadillas japonesas Gyoza

Empanadillas japonesas Gyoza

Aquí encontraremos un buen producto y algunas recetas imaginativas como el tataki de salmón, langostinos tigre, empanadillas Gyoza, emadames (judías de soja japonesas), nigiris de anguila o su cebiche de atún con zumo de yuzu, entre otras muchas propuestas.

Preparaciones potentes y despojadas. Bocados en apariencia nimios y que explotan como torpedos. Ideas, trasfondo, indagaciones. Esas experiencias que días después siguen enganchadas al cerebro.

Emadames (judías de soja japonesas)

Emadames (judías de soja japonesas)

Ginger Fizz Bar

Interiorismo del Ginger Fizz Bar

Café con Baileys en el Ginger Fizz Bar

El Ginger Fizz Bar es, además, una de las coctelerías del momento. No es una propuesta transgresora pero sí escrupulosa con los cánones clásicos de la gran mixología. Carta profunda, con gran respeto por los clásicos, y propuestas muy vanguardistas, siempre con cuidadas presentaciones y a precios muy razonables. Aquí los bartenders saben qué se traen entre manos y lo mejor es dejarse aconsejar por ellos.

El Ginger Fizz Bar rinde culto a los preparados clásicos, paradójicamente desconocidos en medio de modernidades insulsas y malas interpretaciones. Aquí encontrarás cócteles como el Pisco Sour, el Gin fizz, el Bloody Mary, el Sprizt, el Moscow Mule o el Cosmopolitan.

El aura Old School se acentúa gracias a la sinuosa barra de mármol, la iluminación tenue y elementos decorativos originales.

Buen ambiente a cualquier hora del día, desde el aperitivo hasta la última copa de la noche.

El éxito ha sido tan rotundo que su propietario hace poco que ha abierto Garbo Gentlebar un bar en la Plaza de Los Sitios con la misma filosofía.

Interiorismo del Ginger Fizz Bar

Ginger Fizz Bar

Dirección: Calle Joaquín Costa, 16
Sitio Webhttp://www.gingerfizzbar.com/
Instagramhttps://www.instagram.com/gingerfizzbar/

ranking del mejor sushi de zaragoza