El conjunto formado por la iglesia de Nuestra Señora del Carmen y el colegio mayor “Virgen del Carmen” fue proyectado en 1963 por el arquitecto José Romero e inaugurado en 1965.

Es un buen ejemplo de arquitectura contemporánea que destaca por su acertada implantación en el entorno, su cuidada volumetría, su composición, su funcionalidad y por no ajustarse a convencionalismos.

La iglesia de Nuestra Señora del Carmen es un puntiagudo homenaje a la arquitectura futurista, una extravagante variación de la arquitectura brutalista.

El autor seguramente se inspiró en la ciencia-ficción y el espacio exterior, una verdadera obsesión entre los arquitectos de la época a la hora de proyectar iglesias y parroquias.

Se sitúa en una manzana rectangular con fachada principal al paseo María Agustín y resuelve un complejo programa que comprende iglesia, residencia de religiosas, colegio mayor, residencia de religiosos, salón de actos, piscina, dependencias de asistencia social y garaje.

Las fachadas incorporan en su desarrollo el complejo programa unificado a través de la composición. Cada parte del programa presenta una personalidad propia y reconocible, que se integra en el conjunto mediante recursos compositivos y el uso de los mismos materiales: piedra, ladrillo y hormigón.

El resultado es un edificio proyectado desde la modernidad con una gran riqueza compositiva que permite una doble lectura, unitaria y fragmentada.

La fachada principal hacia el paseo se acentúa respecto al resto del edificio mediante una gran cruz de hormigón que articula los dos cuerpos principales que la conforman: el cuerpo horizontal del coro que configura el porche de acceso a la iglesia y el cuerpo vertical de la residencia de religiosas. La cruz se despliega y prolonga en altura a modo de pináculo, reinterpretando el elemento vertical tradicionalmente situado junto a la iglesias para convocar a los fieles.

El interior de la iglesia sigue las prescripciones del Concilio de Vaticano II y configura un lugar en penumbra sutilmente iluminado para favorecer la oración individual y comunitaria. Destaca la magistral manipulación de las fachadas para introducir la luz al interior, creando un ambiente sereno capaz de facilitar el encuentro del hombre con Dios.

El 24 de marzo de 2009 alcanzó el estatus de Bien Catalogado del Patrimonio Cultural Aragonés, mediante una orden publicada el 17 de abril de ese mismo año en el Boletín Oficial de Aragón.

Dirección: Paseo María Agustín, 8
Teléfono: 976 40 45 50
Sitio web: https://parroquiadelcarmen.es/