Deberíamos comer helados todo el año. Pero es cuando el calor más aprieta el momento en el que realmente nos acordamos de ellos y cuando Zaragoza despliega todos sus encantos, abriendo de par de par las puertas de sus heladerías, algunas míticas, en pie desde mediados del siglo pasado, a otras de recientísima apertura.

La variedad es tanta, que podemos encontrar desde helados inspirados en propuestas que vienen del otro lado del mundo, a conos imposibles, cucuruchos de masa de gofre con forma de pez, paletas de frutas y jalapeños, otros de brioche relleno, entre dos cookies, con forma de rollito…

Si ahora solo piensas en probarlos, sigue leyendo, porque los tenemos todos en este listado. Originales, de procedencias y facturaciones diversas, todos tienen algo en común: ¡están deliciosos!

Helado con sabor a Kinder

Helados Italianos

Desde 1933, “el respeto por el sabor y la metodología tradicional” se ha convertido en la mejor publicidad de este local especializado en horchata y helados, que también ofrece granizados de limón, café o fresa y batidos de fruta con helado.

Con diferentes establecimientos por toda la ciudad, esta heladería italiana es una de las más famosas de Zaragoza.

Tienen helados como el de Kinder o el de Nutella, todo un éxito. En verano sirven más de 30 sabores diferentes para elegir, todos elaborados con productos naturales.

Dirección: Paseo de la Gran Vía, 26

Helado de Donut en la Heladería Tortosa

Heladería Tortosa

Desde 1925, “el respeto por el sabor y la metodología tradicional” se ha convertido en la mejor publicidad de este local especializado en horchata, helados, gofres y turrones, que también ofrece granizados  y batidos de fruta con helado.

Todos sus productos están hechos con ingredientes puros y 100% naturales, como quería el Sr. Tortosa, fundador e impulsor de este establecimiento. Vamos, el paraíso de los amantes de los dulces saludables.

Tienen helados como el de tutti fruti, el de donut o el de torrija (todo un éxito).

Dirección: Calle Don Jaime,35

Heladería Ferrara Zaragoza

Heladería Ferrara

El objetivo de esta heladería artesana es conseguir el mejor producto posible. Esta declaración de intenciones coge rigor a base de unos helados donde cada sabor se hace con producto con certificación de origen impecable y se adapta la receta a cada sabor.

Todos los helados son de preparación propia, los propietarios tienen oficio heladero aprendido en Italia, y hay especialidades que son pura glotonería: como el Ferrero Roché, el Nutella o el Oreo. La filosofía de la heladería Ferrara no es producto “Premium” a precio de oro, sino calidad a precio asequible.

Dirección: Fernando el Católico, 14

Heladería Dino en el Pasaje el Ciclón

Heladería Dino

Con un interiorismo más cercano a una tienda de ropa exclusiva que a una heladería, en Dinoo podéis encontrar más de 20 sabores de helados, algunos realmente sorprendentes.

Fue fundada en 1978 años por Dino Pavese, quien ha transmitido a las generaciones posteriores la tradición italiana para la elaboración artesanal de helados.

Y eso se nota en la intensidad de los sabores, casi todos tradicionales, y en la cremosidad de sus texturas. Sus productos son de primera calidad, con frutas ecológicas y leche de una cooperativa que les abastece a diario.

DirecciónPasaje El Ciclón, Plaza del Pilar, 10

Amorino

Esta heladería de padres italianos nació en 2002. Los helados se elaboran con productos de la tierra, con un estilo innovador pero conservando la pureza de sus ingredientes.

Con más de 20 sabores, esta heladería puede presumir de fabricar sus helados con el mejor producto. Si pasas por delante del escaparate en muy difícil que te resistas. Si preferís comer y beber algo caliente, probad el café y acompañadlo con los dulces del día.

Tienen tiendas por todo el mundo, incluso una en Nueva York y en China. En Zaragoza de momento tenemos que conformarnos con sólo dos. Amorino es posiblemente una de las mejores heladerías italianas de la ciudad.

DirecciónPaseo de la Independencia, 25

Smöoy Calle Alfonso

Smöoy

Smöoy ofrece helados sanos de yogurt de diferentes sabores a los que se les añade diferentes ingredientes, desde frutas naturales como fresas, moras, sandía o mango a pequeñas galletas oreo, brownies, conguitos, chucherías…

Smöoy es una franquicia española que fabrica y vende el primer yogur helado funcional del mercado: bajo en grasa, rico en fibra y sin gluten. Nació en el año 2010 pero cuenta con la experiencia de sus creadores, cuarta generación de una familia dedicada al helado tradicional desde hace un siglo.

Tienen tiendas por todo el mundo, incluso una en Londres y en China. En Zaragoza de momento tenemos que conformarnos con sólo dos.  Las colas de clientes ante sus establecimientos son prueba de su éxito.

Dirección: Calle Alfonso, 3

Heladería A tu rollo

A tu rollo

Si has estado en Tailandia -o te has visto algún programa de ‘Españoles por el mundo’ o similar- seguro que te suena que en el país asiático los helados se toman recién salidos de una plancha helada, enrollados sobre sí mismos.

Son los ice roll, y ya los podemos tomar aquí en Zaragoza. Los prepara A tu rollo, esta heladería abierta en la calle Prudencio.

La técnica es idéntica a la tailandesa: se vierte el la crema de helado líquida (sin congelar) sobre una superficie de piedra muy fría (por debajo de 30 grados bajo cero); se machaca junto con los toppings deseados, para integrar bien todos los ingredientes (chocolate, Oreo, Kit Kat, todo tipo de frutas…), y se enrollan con una espátula para hacer una especie de ‘rollito’ de crema de helado.

Y ya está. Ahora solo falta que tú también lo pruebes.

Dirección: Calle Prudencio 34 (justo al lado de Calle Alfonso)

Heladería Presco

Presco

La genuina tradición del helado italiano está detrás de los mostradores del Presco, la heladería abierta en el número 32 la calle Francisco Vitoria , muy cerca del camino de las Torres.

Todos los helados son de preparación propia, los propietarios tienen oficio heladero  aprendido en Italia, y hay especialidades que son pura glotonería: como el chocolate blanco o la stracciatella.

Sus gofres también son fiables, de producción propia, hechos con buena mantequilla. Abren todo el año.

Dirección: Calle de Francisco de Vitoria, 32

Helados cafeteria Zanellato calle alfonso zaragoza

Zanellato

En su mostrador, una selección de helados artesanos, de sabores tan ricos como tiramisú, frutas del bosque o chocolate.

En verano tiene más de 24 sabores diferentes para elegir, todos elaborados con productos naturales. También tienen helados una selección de tartas, crêpes y bollería para chuparse los dedos.

Su legión de seguidores no cesa de crecer, y es que sus ricos y fresquitos conos o vasitos están increíbles.

Son todos una perdición, de lo buenísimos que están. Difícil resistir la tentación.

Dirección: Calle Alfonso I, 21

helado en chocolates valor zaragoza.

Chocolates Valor

Lo único malo de los helados de chocolates Valor es que todos los sabores tienen tan buena pinta que es casi imposible escoger uno. Te podrías quedar plantado ante el escaparate cinco minutos y no decidirte (a mí me pasó). Quizá por eso en chocolates Valor te recomiendan siempre que combines varios sabores en tarrina o cucurucho. Y una vez con el helado en la mano, te das cuenta que el tiempo de deliberación ha valido la pena.

DirecciónPlaza de Sas 7, justo al lado de la Calle Alfonso

 

Y tú, ¿conoces alguna heladería imprescindible que debería estar en esta lista? Cuéntanoslo más abajo, que nosotros también nos queremos enterar.