Es la gran novedad de este verano. Loco Polo, una marca de polos artesanos creada en 2017 por dos jóvenes donostiarras, Oier Almandoz e Íñigo Galdona, desembarcó en Zaragoza el pasado mes de julio, concretamente en la céntrica Plaza de Sas, trayendo consigo sus sabrosos y cremosos helados en forma de palo.

Y es que San Sebastián, lugar donde comenzaron y donde tienen el obrador, al parecer se les ha quedado pequeño porque además acaban de abrir tienda en otras ciudades como Sevilla, Barcelona y Madrid y tienen en marcha varias pop-ups.

Los polos de Loco Polo no tienen nada que ver con el clásico pedazo de hielo con aromas de frutas pegado a un palo, aunque su forma lo sugiera; sino que se elaboran con productos de proximidad y ecológicos en su gran mayoría.

Todos los ingredientes con los que trabajan son naturales, sin conservantes ni artificios, y los sabores que consiguen sorprenden porque son reales como la vida misma: de coco, mango, cacahuetes, cheesecake, de Ferrero Rocher… Algunos además se rellenan con mermeladas y cremas de sabores y se recubren con chocolate u otros toppings.

Loco Polo dispone de un recetario de más de 900 referencias que van rotando a lo largo de todo el año.

Dirección: Plaza Sas 3