El actual pasaje Argensola está ubicado en el lugar que albergó un teatro con el mismo nombre.

El Teatro Argensola fue diseñado a finales de los años 30 por el arquitecto Teodoro Ríos.

Era un espacio en el que se combinaban proyecciones cinematográficas con representaciones teatrales, zarzuela y revistas musicales. En 1973 se reformó para intentar superar la crisis del teatro que se vivía en aquellos momentos, consiguiendo prolongar su vida hasta que a finales de los años 80 fue clausurado.

En su lugar, se levantó el Pasaje Argensola. Zaragoza es ciudad en la que los pasajes comerciales no triunfan casi nunca. Se inauguran con muchas perspectivas pero poco a poco languidecen y al final la mayoría de sus comercios cierran.

La excepción es este pequeño y coqueto pasaje que comunica el Paseo de la Independencia con la calle Moneva.

Si hay un pasaje donde se come bien, con permiso del Pasaje del Ciclón, es este. Tenemos un clásico como el Café del Tibet, un restaurante con vocación de ofrecer una panorámica de la amplitud gastronómica de la India; El Jalos, un restaurante especializado en tres tipos de comida: mexicana, hamburguesas y vegana; y Fray Juán, que ofrece sabrosas hamburguesas, bocadillos y patatas fritas de elaboración casera utilizando ingredientes de gran calidad.

Dirección: Entre el Paseo de la Independencia y la calle Moneva

ranking de los pasajes mas bonitos de Zaragoza