La Ciudad Jardín es un remanso de paz en medio del bullicio del tráfico y el calor del asfalto.

Es uno de esos sitios donde parece que el tiempo se haya detenido años atrás, cuando todo era más sencillo y la gente no tenía tanta prisa.

Un lugar donde los niños juegan en la calle, los vecinos conversan por encima de las vallas de los jardines y en verano se sale a tomar la fresca a la puerta de casa.

Los balcones se asoman, como queriendo ser parte de todo cuanto ocurre y, dividiéndolos, están los guardavecinos, esas rejas con los más caprichosos diseños que tipifican los barrios y marcan los pequeños límites perimetrales entre viviendas contiguas.

Casa de dos alturas en la calle Pedro Lucas Gallego de la Ciudad Jardín de Zaragoza

Casas de dos alturas de la Ciudad Jardín en la calle Pedro Lucas Gallego

La idea de Ciudad Jardín nace de las teorías del socialismo utópico de finales del siglo XIX.

Este modelo de asentamiento urbano basado en viviendas individuales con pequeño jardín o huerto vinculado a las mismas, y dotaciones industriales y de servicios para su autosuficiencia, buscaba solucionar el problema de la vivienda obrera.

Localizados en la periferia de la ciudad para mantener los precios bajos, estos Barrios Jardín se convertían en factor de fijación de la fuerza de trabajo, estabilización y control social.

ciudad jardín interseccion de la calle franco lopez y la avenida duquesa villahermosa

Intersección de la calle Franco López y la avenida Duquesa Villahermosa

Vista de la Ciudad Jardín de Zaragoza desde Duquesa Villahermosa

Vista de la Ciudad Jardín desde Duquesa Villahermosa

Un gran ‘barrio jardín’. Un pequeño reducto habitado, apartado de la ciudad en medio del campo. Y lo más importante, a un precio económico (sus viviendas se conocían como las ‘casas baratas’).

Así proyectó la Ciudad Jardín de Zaragoza en 1934 el entonces arquitecto municipal Miguel Ángel Navarro (autor de edificios como la Casa Solans, la Casa Palao, la antigua Fábrica de Harinas La Imperial o el Grupo Escolar Joaquín Costa), siguiendo el modelo de Ildefonso Cerdà para el plan de reforma urbanística de Barcelona.

Entre las calles de Franco y López, la Milagrosa y de Duquesa Villahermosa y la avenida de San Juan Bosco se levantaron 355 viviendas económicas unifamiliares provistas de jardín o huerto individual, de una o dos alturas, y rodeadas de pequeñas zonas verdes.

Una persona pasea por la calle Franco y López a su paso por Ciudad Jardín

Una persona camina por la calle Franco y López a su paso por Ciudad Jardín

Vista de unas casas de una altura de la Ciudad Jardín de Zaragoza desde Duquesa Villahermosa

El proyecto también contemplaba la construcción de una piscina general, otra de niños, un parque de barriada y dos parques de manzana, alineándose los tres a lo largo del eje central de la Ciudad Jardín.

El proyectado parque de manzana meridional correspondía a la actual parcela del centro de salud de Delicias Sur, y el parque de manzana central a la parroquia de Montserrat. En el debate de aprobación se propuso la reducción de del número de viviendas para ganar terreno donde construir un mercadillo, un grupo escolar y viviendas para los maestros; la moción no tuvo éxito al entender la mayoría que esos servicios comunes eran innecesarios, por haber cerca varias escuelas y estar prevista la construcción de un mercado próximo a la Ciudad Jardín.

casa de una planta en la avenida duquesa villahermosa de la Ciudad Jardín

casa de dos plantas en la calle franco y lopez de la Ciudad Jardín

Pero llegó la Guerra Civil y, antes de que las viviendas se entregaran, la Falange las confiscó y fueron ocupadas por combatientes del bando nacional. Acabada la guerra, se vendieron a sobre cerrado.

En 1955 se completaría el sector noroeste de la Ciudad Jardín con la construcción de las dos fases del grupo Severino Aznar o San Jorge, promovidas por la Obra Sindical del Hogar y proyectadas por Alajandro Allanegui, José yarza y Fausto García Marco con bloques de vivienda colectiva de cuatro plantas de altura.

En los años 60 los vecinos la llamaban la ciudad de barro, porque al estar rodeada de campos, era todo de tierra.

casa de una planta en la avenida duquesa villahermosa de la Ciudad Jardín de zaragozaCasa de una planta de la Ciudad Jardín de Zaragoza en la Avenida Duquesa Villahermosa

No sería hasta los 70, cuando se empezó a edificar -poco a poco- alrededor de Ciudad Jardín.

En 1977 se construyó el colegio de los Salesianos, y en medio quedaron  dos manzanas trapezoidales con el perímetro ocupado por hileras de casitas de dos plantas y las partes centrales de la parroquia de Nuestra Señora de Montserrat y un centro de Salud de la Seguridad Social.

El barrio está considerado Bien de Interés Cultural, una denominación que lo ha protegido del ‘boom’ inmobiliario. De hecho, conserva la totalidad de sus edificaciones originales.

casa de la ciudad jardin en san juan bosco

parque en el centro de ciudad jardin

Parque en la zona central de Ciudad Jardín

Edificios de una planta de la Ciudad Jardin en la Avenida San Juan Bosco

Edificios de una planta de la Ciudad Jardín en la Avenida San Juan Bosco

Dirección: Entre las calles de Franco y López, la Milagrosa y de Duquesa Villahermosa y la avenida de San Juan Bosco