Siempre que hablamos de parques de Zaragoza se nombra al Parque Aljafería, al Parque del Agua, al Parque Grande… pero muy pocos conocen las maravillas del Parque Palomar.

El Parque Palomar es un espacio verde que ofrece una de las alternativas más completas de ocio y deporte en el barrio de las Delicias para todos los públicos y edades.

Entre bloques de viviendas se encuentra este espacio amplio, impoluto y etéreo, con una buena plaza con pistas, escaleras, bancos y barandillas por los alrededores.

Vista del Parque Palomar desde la parte alta

El Parque Palomar debe su nombre a una suntuosa edificación neomudéjar construida en el año 1881, que debió de asombrar a los habitantes no sólo del barrio sino de toda la ciudad de Zaragoza. Su aspecto de castillo dio nombre al lugar, así como el apellido de la familia que lo habitaba, la familia Palomar.

Su fachada principal se orientaba a la avenida de Navarra, mirando a la actual Estación Delicias. La vivienda estuvo habitada de forma intermitente y se empleaba sobre todo para fiestas y celebraciones.

El Castillo Palomar se realizó con materiales de mala calidad, lo que provocó su pronto deterioro. En los años 60 la propiedad pasó al Ayuntamiento de Zaragoza.

vista de la avenida navarra desde el parque palomar

Durante el año 1970 se llevó a cabo la demolición del edificio principal a causa del estado ruinoso del mismo y el consistorio edificó en la antigua finca un parque público de unas 5 hectáreas.

Posteriormente, en 1992, se amplió el parque con los terrenos de la Colonia Tudor, barriada obrera que había dado cobijo a los trabajadores de la antigua fábrica de Tudor, ubicada donde hoy se encuentra el Centro Comercial Augusta.

El parque tiene más de un centenar de especies vegetales, muchas de ellas plantadas en el siglo XIX, por lo que es uno de los más antiguos y encantadores de Zaragoza.

Pero sobre todo, es el parque de los zaragonanos, que le sacan el máximo partido y hay actividad casi todos los días del año.

terraza en la parte alta del parque castillo palomar

El parque está lleno de caminos, de laberintos de arbustos, e incluso dicen que varios de los senderos marcados con tablas entre las álamos blancos, adelfas, olivos y pinos siguen el recorrido de antiguos pasadizos que daban acceso a al castillo. También esconde algún que otro lugar secreto como un banco en la parte oeste desde el que se ven las mejores puestas de sol.

Es bastante tranquilo y familiar. Es frecuente ver a mayores paseando, niños jugando o jóvenes haciendo deporte.

En la parte alta del parque se encuentra la Terraza Nusa Dua, un lugar ideal para tomar una cerveza en las noches de verano, sentado en sus cómodos sofás con cojines escuchando nuevas tendencias musicales en un ambiente agradable.

Dirección: Calle Rioja – Avenida Navarra

ranking de los pejores jardines y parques de zaragoza