A los zaragozanos nos encantan las terrazas. Tenemos de todo tipo y por todas partes, pero aquí solo encontraréis las más bonitas de la ciudad.

Para tomar el vermut, beber unas cañas, escuchar música en directo o comer a la fresca… ¡Las mejores terrazas de Zaragoza!.

 

Libertad 6.8

Las mejores terrazas de Zaragoza

Una de las terrazas más de moda en el Tubo. Un espacio ideal para todas aquellas personas que elijan toparse una copa al aire libre en un entorno agradable.

En épocas como la primavera, es un privilegio sentarse en esta terraza en medio del Tubo y con vistas a la torre mudéjar de la iglesia de San Gil, leer el periódico y tomar un café o una copa.

Tienen una excelente coctelería y un amor especial hacia los gin-tonics que comprendemos a la perfección.

Uno de esos lugares para reenamorarse del Tubo, de Zaragoza y del mundo en general.

Dirección: Calle Libertad 6-8

 

Marianela

Terraza del Bar Marianela de Zaragoza

El Marianela es una sala de arte y cafetería, un local tranquilo para leer un libro o para beberte un zumo natural con una tarta Red Velvet mientras revisas Facebook u hojeas sin vergüenza el último número de tu revista favorita.

Decorado con muebles de los años 30, 40 y 50, hasta el papel pintado de sus paredes desprende un acogedor aire retro. Todo en el Marianela resulta familiar y encantador.

Se nota el amor y el mimo que su propietario ha puesto en este proyecto con tanta personalidad.

Cuando llega el buen tiempo tiene una terraza pequeña, agradable, hipster sin excentricidades.

Dirección: Accesos por Calle Manifestación 23 y por Calle Prudencio 22

 

La Terrazala terraza de San Antonio María Claret

Sillas de hierro forjado, de madera, de plástico y sofás rodean mesas de tamaños y materiales diferentes que hacen de este rincón uno de los más eclécticos y alegres de la ciudad.

Su terraza da a un patio de manzana que es una preciosura de esas en las que acabarás envidiando a los vecinos por las vistas.

La Terraza queda escondida en el número 20 de San Antonio María Claret, entre Avenida Goya y Cortes de Aragón y tiene una parte cubierta, que quiere decir que en verano hay una sombra deliciosa de las que piden detenerse y tomarse un vermut.

Es uno de esos lugares donde parece que el tiempo se haya detenido años atrás, cuando todo era más sencillo y la gente no tenía tanta prisa.

Dirección: San Antonio María Claret 20

 

Bodegas Almau

Bodegas Almau, El Tubo, Zaragoza

Si decides visitar El Tubo, la popular zona de bares de tapas situada en el casco histórico de Zaragoza, no te pierdas Bodegas Almau, un lugar lleno de encanto regentado ya por la cuarta generación desde que fuese fundado en 1870.

Bodegas Almau es un lugar ideal para refrescarse con una copa de vino y una de sus sugerentes tapas. El local es pequeño y dispone de una barra larga y unas pocas mesas.

Entre las especialidades de la casa, el dulce de anchoa (anchoa en salmuera abierta, crema de rulo de cabra, confitura de tomate y virutas de chocolate amargo), la anchoa reina (anchoa en salmuera, crema de aguacate, menta con sirope de Módena y almendra picada) o explosión de vinagre (anchoa en salmuera abierta sobre una base de paté de atún, boquerón y aceituna negra).

Dirección: Calle Estébanes 10

 

La Junquera

la junquera zaragoza

El Espacio Multiocio La Junquera es ideal cuando necesitemos un lugar discreto, alejado del centro y con fácil aparcamiento.

La decoración de los diferentes espacios de La Junquera es rústica, con suelos y paredes de madera, luz natural e incluso un olivo en el salón principal del restaurante.

Si el tiempo lo permite, el restaurante dispone de dos agradables zonas exteriores, un área de asadores, con mesas y bancos donde uno puede llevar su propia carne y sólo está obligado a pagar la leña y las bebidas y una elegante terraza chill-out, en la que disfrutar de una copa.

Si queremos impresionar a la pareja, en la terraza de la terraza de La Junquera es complicado no hacerlo.

Dirección: Camino Fuente la Junquera 120

 

Terraza del Acuario

Terraza del Acuario de Zaragoza

En la planta tercera del Acuario de Zaragoza encontramos una terraza que no necesita demasiada altura para ofrecer una de las mejores vistas de la ciudad.

En ella podemos disfrutar de una cafetería y de un restaurante con una carta basada en la cocina aragonesa y mediterránea mientras nos embobamos con la vista puesta en el Ebro y en los edificios de la antigua Expo.

De lunes a viernes se ofrece un menú sencillo por menos de 10 euros que incluye cuatro primeros y otros tantos segundos. El fin de semana el menú sube notablemente de nivel y aunque el precio también lo hace (16 euros) resulta muy sugerente para la calidad que se ofrece.

Seguro que has estado cientos de veces en la zona pero nunca la habías visto desde esta perspectiva.

Dirección: Avenida José Atarés s/n

 

El Patio del Plata

El Patio del Plata en Zaragoza

El Patio del Plata se ha convertido en tiempo record en un básico de los visitantes y un preferido urbano de todos los que durante años se han preguntado cómo se podría acceder a esa terraza tan apetecible que daba a la confluencia de las calles Estébanes y Cinegio.

Se puede comer cocina mediterránea, pedir unas tapas, un cóctel y sobre todo disfrutar de la solera de estar a la sombra de una de las torres más emblemáticas y hermosas de nuestra ciudad, la de la iglesia de San Gil.

Si se va de noche, el efecto mágico de su terraza es doble.

Dirección: Entre las calles Estébanes y Cinegio

 

El Corazón VerdeTerraza El Corazón Verde

El Corazón Verde es una acogedora y ecléctica terraza situada en la parte alta del Parque Grande, detrás del Monumento al Batallador y a orillas del Canal Imperial de Aragón, un lugar muy agradable para pasear, hacer running o ir en bici, y por supuesto tomarse algo en esta terraza.

Está abierto todo el año porque en su interior encontramos un bar muy amplio con escenario y un programa de actividades muy amplio (actuaciones en directo, proyecciones, presentaciones de libros, talleres, etc.).

Merece la pena por sus vistas al canal. También por su animado ambiente.

Ofrece una extraña mezcla de modernidad y tradición con buena oferta gastronómica: platos ligeros y raciones, cervezas y cócteles a precios asequibles.

Dirección: Calle África 8

 

Las Ocas

Terraza Las Ocas en el Parque Grande

Situada en una explanada de césped de 7.000 metros cuadrados, la Terraza Las Ocas está es uno de esos lugares míticos de la ciudad. De ambiente ‘chill-out’, relajado, es un sitio ideal para tomar la primera copa en un ambiente muy cool.

Es una terraza acogedora y ecléctica, perfecta para disfrutar de los días veraniegos tomándote un granizado o cerveza en un ambiente agradable. A su excelente ubicación se suman sus tapas y raciones caseras, además de una surtida carta de cervezas.

Música house comercial, sabrosísimos mojitos y gente guapa son los fuertes de una terraza para ver y dejarse ver.

Dirección: Parque Grande José Antonio Labordeta

 

Playa Los Ángeles

Terraza Playa Los Ángeles en La Almozara

Una terraza sin pretensiones escondida en el barrio de La Almozara se ha convertido en uno de nuestros últimos descubrimientos.

En esta terraza al lado del río Ebro y con vistas al Pilar encontraréis un ambiente divertido y unas cañas bien frías sin tener que dejaros medio sueldo.

Su carta se basa en una cocina tradicional de mercado con materias primas de primera calidad.

El chef y su equipo apuestan por la cocina tradicional y por los platos más caseros con recetas de la abuela. Todo se hace al momento, y encontramos tanto platillos clásicos como tapas muy bien hechas.

Dirección: Calle Sierra de Vicor s/n, justo detrás del Campo de Fútbol del Club Deportivo Ebro

 

Terraza El LagoTerraza El Lago Zaragoza

Difícil pasar por alto esta terraza, a medio camino entre chiringuito player y beach club sofisticado.

No es que sea bonita, es que es espectacular. Esta terraza es uno de los hits cuando llega el buen tiempo a Zaragoza.

Su espectacular lago es capaz de robarle protagonismo a las vistas 360 que se tienen desde esta terraza, situada en el Parque del Canal, en la prolongación Calle Gastón de Bearne. Tapeo, menú y cócteles al alcance de cualquiera. Cualquiera que esté dispuesto a ver y dejarse ver, eso sí.

Cómoda, refrescante y siempre repleta de divertidos eventos para disfrutar de las noches veraniegas en la capital.

Dirección: Andador Publio Cordón

 

Le Pastis

Un paseo por la Zaragoza moderna que todavía no sale en las guías de viaje

Le Pastis es una terraza con mucho encanto situada justo al lado del puente de Hierro, un pedacito de París inspirado en las tradicionales guinguettes de las orillas del río Sena.

Año tras año, este establecimiento apuesta por la ribera del Ebro como zona ideal para el ocio y la cultura y ofrece una cuidada programación que incluye actividades y conciertos al aire libre.

El artista y pintor Yann Leto y la fotógrafa Cecilia del Val disfrutan con lo que hacen y han logrado que Le Pastis, un espacio sencillo y con pocas mesas se convierta en un lugar especial.

Le Pastis tiene una decoración única entre urbana y vintage y con un toque francés. Durante las noches de verano, puedes disfrutar escuchando sus actuaciones de música en directo, mientras saboreas una deliciosa cena o una buena copa.

Dirección: Paseo de La Ribera, junto al Puente de Hierro

 

Café Odeón

terraza cafe odeon zaragoza

El Café Odeón es uno de esos lugares donde parece que el tiempo se haya detenido años atrás, cuando todo era más sencillo y la gente no tenía tanta prisa. Hay que imaginar la entrada gótica, con sus muros pétreos, sus bóvedas y la paz que respiran los antiguos edificios, para darse cuenta lo bien que se puede estar tomando algo en un lugar así.

Carta de cócteles con gran respeto por los clásicos, y propuestas muy vanguardistas, siempre con cuidadas presentaciones y a precios muy razonables. También ofrece horchata, leche merengada, granizados de limón, café o fresa y batidos de fruta. Su terraza, tranquila y sombreada, es uno de los lugares más frescos y deliciosos de la ciudad. Cuando alcéis la vista os encontraréis con el pináculo de la catedral de La Seo. Sí, parece un milagro.

Dirección: Plaza San Bruno 1

 

Las Playas

Las Playas

Esta enorme playa artificial es el oasis particular de los vecinos del Parque del Agua. Con más de 17.000 metros cuadrados, el complejo deportivo ofrece la piscina más grande de Zaragoza y una amplia zona de arena para estirarse a tomar el sol, leer, jugar o lo que queráis.

El complejo cuenta además con zonas de descanso, baños, vestuario, un chiringuito y un área de juegos infantiles. Una gran opción para disfrutar de un baño en plena naturaleza.

También dispone de una terraza chill out en la que disfrutar de sus cócteles y raciones de comida.

Dirección: En el centro del Parque del Agua, junto al recinto de la Expo

 

Luna Morena

Terraza Luna Morena Zaragoza

Al lado del recinto de la Expo encontraréis la Luna Morena, una terraza ‘cool’ con casi medio centenar de mesas a 50 metros de la ribera del Ebro donde beber unas cañas bien frías y picar unas bravas.

Aquella frase que se lee en todas las guías turísticas sobre el ‘marco incomparable’ sospechamos que se acuñó por la Luna Morena. No se nos ocurre ningún otro lugar en Zaragoza más ideal.

Sentarse una noche de primavera en su terraza llena de árboles y palmeras con un cóctel entre las manos os hará sentir como los verdaderos protagonistas de la Dolce Vita.

Dirección: Avenida José Atarés, 15

 

Mott

hamburguesas bocadillos de autor mott

El antiguo bar La Parada ha pasado a convertirse en el Mott, un nuevo restaurante con maneras desenfadadas y fondo suculento. Directo a la casilla de “nuevos bares de la zona de la Universidad”. Espacio abierto a todos. Sin moderneces gratuitas (cerámica, madera y buenos ventanales; un interiorismo acorde que no busca protagonismo) pero con un servicio ágil y acogedor. Gente sencilla y con talento/pasión en su perfil más popular. Por 15 euros comes muy bien.

Dirección: Plaza de San Francisco 11, justo al lado del Bar Nevada

 

San Güich

San Guich en Plaza San Francisco

Antonio Potenza y Danielle Cabana, propietarios del restaurante Ric 27 y del Vittoria 25, se han instalado en la plaza San Francisco.

Cuando se trata de llevar el bocata un paso más allá del pepito de ternera o el de calamares, los primeros que se apuntan son estos dos italianos, que preparan unas versiones tan sabrosas como generosas, esa clase de bocadillos que no sabes por dónde atacar para no pringarte la barba hipster, de los que necesitan unas cuantas servilletas porque la salsa está deliciosa pero se desborda.

En San Güich practican el noble arte del bocadillo gourmet, relleno de la carne y la verdura que ellos mismos seleccionan con mimo.

Su terraza, sombreada por árboles, es uno de los lugares más frescos y deliciosos de la ciudad.

Dirección: Plaza San Francisco 12

 

La Buganvilla

Terraza del restaurante Buganvilla

La Buganvilla es un restaurante auténtico, con comida de calidad a precios razonables, que se llena a diario con una clientela fiel. Se encuentra situado en el vértice de Plaza Ariño y Calle Don Jaime, a escasos metros de la Plaza del Pilar.

La Buganvilla es tan chulo que a veces te hace pensar que estuvieses en un decorado, con su carta escueta pero cuidada y la propia estructura del local, en un espacio de dos plantas con una terraza que no tienen rival.

La Buganvilla es un restaurante con mucho encanto, con una decoración única entre urbana y vintage, que ofrece cócteles y comida original y de calidad. Es uno de esos sitios donde parece que el tiempo se haya detenido años atrás, cuando todo era más sencillo y la gente no tenía tanta prisa.

DirecciónPlaza Ariño 1

 

La Lobera de Martín

Restaurante La Lobera de Martín

Desde su ubicación en la Plaza de España, en un local de la planta calle de Centro Comercial Puerta Cinegia, la Lobera de Martin ofrece los productos que le conviertieron en uno de los restaurantes más solicitados de Zaragoza: magníficos chuletones y solomillos de buey, perdiz escabechada, bonito del norte con piquillos, tortilla de patatas, estupendos ajetes tiernos y trigueros a la plancha.

En la carta de este restaurante de espíritu heterodoxo encontramos varias ensaladas, desde la clásica César hasta otras de marcado carácter, como la de rulo de cabra con torreznos. A todas estas propuestas hay que sumar la excelente oferta de mariscos y pescados frescos como las angulas, carabineros, cigalas, percebes o santiaguiños.

Su terraza es una forma elegante y con estilazo de disfrutar de los soportales y la animación de la Plaza de España a unos cuantos metros por encima de la realidad. Para escuchar los pajaritos, comer de maravilla y quedarse en un estado de reposo cercano al ensimismamiento.

Dirección: Coso 35 (Centro Comercial Puerta Cinegia)

 

Montal

Terraza de Alimentación Montal

Uno de esos locales que enraízan la historia de la ciudad pero que tienen los pies puestos en el presente y la mirada en el futuro es el de Alimentación Montal. Desde 1919 Montal ha apostado por la gastronomía y la alimentación de calidad desde su privilegiada posición en Calle Torre Nueva, 29, en la Plaza San Felipe.

Montal es tan chulo que a veces te hace pensar que estuvieses en un decorado, con su plaza llena de gente, su carta escueta pero cuidada y la propia estructura del local, en una casita de dos plantas con una terraza y un patio interior que no tienen rival.

Su terraza, con su puntito decadente y su rollo romántico, es perfecta para tomar un algo felicitándose por conocer uno de los rincones más sorprendentes de Zaragoza. Para escuchar los pajaritos, comer de maravilla y quedarse en un estado de reposo cercano al ensimismamiento.

Dirección: Calle Torre Nueva 29 / Plaza San Felipe

 

¿Crees que falta alguna terraza importante? Dínoslo en los comentarios de abajo.