Esta preciosa plaza tiene como telón de fondo la elegante fachada trasera del Teatro Principal. Situada en el corazón de la parte antigua de la ciudad, esta plaza sorprende por su forma irregular, muy diferente de la delimitación, generalmente cuadrada o rectangular, de las plazas tradicionales. Tampoco es habitual encontrar en Zaragoza la esencia de su ambiente popular, su resistencia de barrio sin imposturas.

La remodelación de esta plaza se planteó en 1984 conjuntamente a la restauración del Teatro Principal. En el centro, a la sombra de álamos y ceibas, se sitúa la elegante estatua de chapa de acero inoxidable de José Sinués, creada en 1978 por el artista Pablo Serrano.

Suele estar muy concurrida ya que se abre junto a la Calle Don Jaime muy próxima al centro de la ciudad, donde encontrarás la segunda plaza más emblemática de Zaragoza: la Plaza de España.

sta preciosa plaza tiene como telón de fondo la elegante fachada trasera del Teatro Principal.

La plaza está repleta de casas que en su momento sirvieron como residencia a las principales familias de la burguesía zaragozana.

Las fachadas y soportales arcados que la circundan son, gracias al poderío de estas familias, un gran muestrario de los estilos constructivos de cada época.

El Teatro Principal de Zaragoza visto desde la Plaza Sinués

Es uno de los sitios arquitectónicamente más eclécticos de Zaragoza, donde el Barroco convive en armonía y complementariedad al lado del Modernismo inspirado en Antoni Gaudí.

Es probablemente el rincón más bello de Zaragoza, y no solo para turistas: los niños de una escuela juegan al aire libre o se sientan a leer bajo los inmensos portales ajenos al trasiego de los visitantes.

En la actualidad, la Plaza Sinués es uno de los lugares más emblemáticos y animados de Zaragoza y cuenta con numerosos bares y restaurantes.

Justo detrás del Teatro Principal se encuentra el restaurante italiano Il Principale, un rinconcito encantador con una decoración tan artesana como su pasta. La carta no es muy amplia y no sobra nada. Cuesta escoger plato de una exquisita tetralogía de pastas donde mandan los clásicos napolitanos. Lo bueno: no te pierdes en una carta con infinitos nombres.

Decoración del restuarante Il Principale de Zaragoza

Decoración del restuarante Il Principale

La Plaza Sinués se mantiene como un cobijo para los vecinos y visitantes que buscan tomarse una cerveza o picar algo tranquilamente. A pesar de este maná de sillas y mesas, por la noche no es fácil encontrar sitio para sentarse, pero cuando se consigue, no hay quien te desenganche el culo de tu trocito de paraíso urbano.

Uno de esos lugares para reenamorarse de Zaragoza y del mundo en general.